Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torres Hurtado deja la alcaldía de Granada tras 12 años en el cargo

El popular, investigado por un caso de corrupción, entrega su acta como primer edil

Torres Hurtado y Nieto, el pasado lunes tras anunciar su dimisión.
Torres Hurtado y Nieto, el pasado lunes tras anunciar su dimisión.

El popular José Torres Hurtado dejará este lunes la alcaldía de Granada tras permanecer más de 12 años en el cargo. El exregidor presentó su dimisión el pasado lunes después de ser detenido por su supuesta implicación en una trama de corrupción urbanística. Torres Hurtado entregará su acta en el pleno extraordinario previsto para este lunes, al igual que los exconcejales Isabel Nieto (también arrestada en dicha operación) y Sebastián Pérez. Tanto el exalcalde como Nieto han defendido durante estos días su inocencia. "Presentamos nuestra dimisión porque entendemos las consecuencias de esta situación de ingobernabilidad, que solo afecta a la ciudad de Granada", aseguró el popular tras anunciar su marcha.

El plazo máximo para formalizar las tres renuncias (Pérez abandona su cargo por petición de Torres Hurtado), según la ley municipal, se cumplía este miércoles. Pero el bloqueo en la política municipal de Granada y la actual parálisis a la hora de aprobar determinados puntos en las comisiones de Urbanismo o Economía ha llevado a los populares a acelerar los plazos. Esta decisión también altera la fecha para la sesión de investidura, que debe celebrarse en un plazo máximo de 10 días hábiles desde el pleno de este lunes. El actual equipo de gobierno “no descarta” que ese pleno pueda coincidir con la festividad de las Cruces de la capital, es decir, en la semana del 2 al 6 de mayo. De no haberse alterado el calendario, la más que previsible toma de posesión como nuevo alcalde del socialista Francisco Cuenca debería haberse celebrado como muy tarde el 10 de mayo, dos días antes de que Torres Hurtado acuda a declarar ante el juez.  

El popular está acusado por presuntos delitos de cohecho, fraude en la contratación, asociación ilícita, prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, estafa, falsedad en documento mercantil, administración desleal y contra la ordenación del territorio. Además del exregidor y Nieto, otras 15 personas fueron detenidas en una operación que investiga una supuesta corrupción urbanística que permitió la construcción de una discoteca y centros de ocio en una zona verde. Torres Hurtado ha sido el alcalde que más tiempo ha estado al frente del Ayuntamiento de Granada. Su política ha quedado marcada por los constantes enfrentamientos con la Junta de Andalucía, el Patronato de la Alhambra y el Generalife y con algunos dirigentes del PP en el Gobierno de España. La intervención del Ministerio de Hacienda, por una deuda global de más de 300 millones de euros; la petición de que dos euros por cada entrada de la Alhambra se destinaran al mantenimiento del Albaicín; o la reforma del sistema de transporte público y la demora en cuanto al proyecto de la integración de la alta velocidad han sido algunos de los puntos que han generado mayor polémica.

Los nuevos ediles

El relevo de José Torres Hurtado y sus dos concejales lo tomarán Antonio Granados, Inmaculada Puche y Rafael Caracuel, que iban en las listas del PP para las pasadas elecciones municipales en los puestos 12, 13 y 14. Granados fue concejal de Deportes en el anterior equipo de gobierno, elecciones que el PP ganó con mayoría absoluta al alcanzar los 16 concejales (la mayoría son 14). Puche ha trabajado en distintos órganos vinculados con actividades de su partido y Caracuel ha sido el encargado de dirigir las nuevas generaciones del partido.

Aunque la oposición municipal mantiene una postura unánime para facilitar la investidura de Cuenca, el portavoz de Ciudadanos, Luis Salvador, ha empezado a marcar líneas rojas. La primera, al bloquear la hipotética entrada en el gobierno socialista de los concejales de Vamos Granada (partido afín a Podemos) y del portavoz de IU en el Ayuntamiento, Francisco Puentedura. A esta exigencia, Salvador ha sumado ahora la dimisión del diputado socialista en Granada y alcalde de Iznalloz, Mariano Lorente, quién está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción 9 de la capital por un supuesto delito de prevaricación y contrataciones a dedo. La postura de Salvador no ha gustado a los socialistas. “El PSOE no va a entrar en un intercambio de cromos y le pedimos a Ciudadanos que aclare si va a apoyar una alcaldía del PSOE o no”, ha dicho Cuenca.

Tanto Vamos Granada como IU insisten en que su prioridad "es expulsar al PP del Ayuntamiento y de la ciudad”. La portavoz de Vamos Granada, Marta Gutiérrez, ha descartado la opción de entrar en el gobierno y ha anunciado que volverán a votar a favor del candidato socialista, como ya hicieron tras los últimos comicios municipales. Ciudadanos mantiene la idea inicial de respaldar al PSOE en minoría y sin coalición con otra fuerza de izquierdas.

Más información