Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís e IU rechazan un “acuerdo económico de derechas”

El partido valenciano propone que las formaciones de izquierdas elaboren una propuesta conjunta

Garzón, en declaraciones a los medios en el Congreso, el martes.
Garzón, en declaraciones a los medios en el Congreso, el martes.

Compromís e Izquierda Unida-Unidad Popular, las formaciones de izquierdas en el Grupo Mixto que negociaron con el PSOE un apoyo a la investidura de Pedro Sánchez frustrado tras su acuerdo con Ciudadanos, reiteraron este miércoles su rechazo al candidato socialista con el argumento de que no es posible unir en el mismo pacto a la izquierda y la derecha.

El portavoz del partido valenciano, con cuatro escaños, citó al cineasta Woody Allen para recordarle a Sánchez lo complicado de su propósito: “No conozco la clave del éxito pero sé que la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo”. “Mientras siga con un acuerdo económico de derechas no tendrá el voto de la izquierda”, le advirtió el portavoz de IU, Alberto Garzón.

El candidato socialista trató de convencerles a ambos de que cambiaran el sentido de su voto: a Compromís le aseguró que “el 80% del Pacto del Botánico [el acuerdo de Gobierno suscrito entre PSOE y Compromís en la Comunidad Valenciana] está en el acuerdo con Ciudadanos” y a IU que 13 de sus 16 medidas planteadas inicialmente en sus negociaciones están también satisfechas en el pacto con Albert Rivera. Sánchez se comprometió con Garzón a impulsar una comisión de investigación sobre la corrupción si le daba su voto.

No fue así, aunque los dos dirigentes pidieron al PSOE volver a explorar tras la investidura fallida un posible acuerdo progresista. Baldoví propuso que después del viernes esos partidos —Podemos, Compromís e IU— elaboren con juntamente “un documento de consenso para construir el cambio”, que después sea presentado al PSOE y “el señor Sánchez elija si quiere seguir con su documento con Ciudadanos y estrellarse o elegir el nuestro y abrir la puerta al cambio”, dijo Baldoví.

Bildu, con dos diputados, anunció su no exigiendo el reconocimiento del “derecho a decidir del País Vasco” y cambios en la política penitenciaria con el fin de “las medidas de excepción”. Los parlamentarios de Foro Asturias y Unión del Pueblo Navarro también rechazaron la investidura de Sánchez por presentarse con un pacto “raquítico y sectario”, en opinión de Foro, al tiempo que desde UPN le pedían que optara por la “gran coalición” con el PP. “Le diré de manera educada: no, gracias”, le contestó Sánchez. La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, fue la única abstención que atesoró el socialista.

Más información