Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos renuncia a suprimir el Consejo General del Poder Judicial en su pacto con el PSOE

Los dos equipos negocian contrarrareloj sobre los grandes escollos: autónomos, fiscalidad, economía y sistema laboral

José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos. rn
José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos.

Las negociaciones con el PSOE para firmar un pacto que permita el arranque de la legislatura han llevado a Ciudadanos a renunciar a la supresión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), su propuesta estrella en la reforma del sistema judicial. El partido ya matizó esta medida, que las asociaciones de jueces calificaron de "error mayúsculo" y "barbaridad", en su programa electoral, donde la presentó como una opción que debe esperar "a lograr un amplio consenso". El juego de cesiones que implica cualquier negociación ha llevado ahora a que la formación emergente acepte un sistema de elección con el que pretende despolitizar la selección de los miembros de este organismo, del Tribunal Constitucional o de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La candidata al Congreso por Bizkaia acusa a Ciudadanos de discriminarla por ser sorda

La cabeza de lista de Ciudadanos al Congreso por Bizkaia en las pasadas elecciones generales, Henar Pascual, ha denunciado al delegado del partido en Euskadi, Nicolás de Miguel, y al subdelegado vizcaíno, Borja González, por amenazarla y discriminarla a causa de su sordera, según informa el diario El Correo.

Pascual, de 46 años, ha presentado una denuncia en la que acusa a ambos dirigentes de los delitos de coacciones, amenazas e injurias, así como de discriminación en el caso del máximo responsable del partido en el País Vasco.

Ciudadanos quería eliminar el CGPJ y sustituirlo por un órgano unipersonal encabezado por el presidente del Tribunal Supremo y del poder judicial, asistido por dos adjuntos, y elegido para mandatos de seis años sin posibilidad de reelección en el Congreso (mayoría de dos tercios). En su lugar ha acordado con los socialistas que a estos organismos no podrán optar personas que hayan sido cargos públicos electos en los últimos dos años. Se hará una convocatoria pública. Los cinco partidos con más diputados propondrán diez miembros cada uno para formar un consejo de expertos, para un total de 50. Un sorteo decidirá a los diez miembros del consejo que elegirá a los candidatos que consideren mejor preparados, que deberán ser luego votados por mayoría reforzada en el Congreso.

Superado ese escollo, las negociaciones continúan contrarreloj y con el objetivo de cerrar o descartar un acuerdo a principios de la semana que viene. La noche del jueves prosiguió la discusión entre los grupos de especialistas en fiscalidad de ambas formaciones, enfrentadas en este tema porque Ciudadanos se opone a una subida de impuestos y el PSOE la considera. Las diferencias que hay en materia fiscal, económica, laboral y en el régimen de autónomos son todavía profundas. Sin embargo, hay voluntad de llegar a acuerdos hasta en el modelo laboral, uno de los asuntos que causa brechas más profundas en las posiciones que separan a los dos partidos: "Si hay alguna fórmula que mejore nuestra propuesta, no somos dogmáticos", dijo ayer José Manuel Villegas, jefe de gabinete de Rivera, sobre su oferta de un contrato único indefinido, que choca con la idea socialista de derogar la reforma laboral e impulsar tres tipos de contrato.

Este viernes continuarán en el Congreso las citas de los equipos de trabajo sectoriales. También está previsto, según Villegas, que haya una reunión de los dos equipos titulares de negociadores. Ese encuentro podría ser decisivo: el fin de semana, según fuentes consultadas, será hábil para apurar hasta el último segundo en el intento de alcanzar un acuerdo.

Los acuerdos de los dos partidos

Selección de los miembros del Tribunal Constitucional, la CNMV o el Consejo General del Poder Judicial. No podrán optar personas que hayan sido cargos públicos electos en los últimos dos años. Se hará una convocatoria pública. Los cinco partidos con más diputados propondrán diez miembros cada uno para formar un consejo de expertos, para un total de 50. Un sorteo decidirá a los diez miembros del consejo que elegirá a los candidatos que consideren mejor preparados, que deberán ser luego votados por mayoría reforzada en el Congreso.

Imputados. No podrá haber imputados en las listas de los partidos ni en cargos públicos. Los dos partidos cambiarán la ley para que la apertura de juicio oral implique la pérdida del cargo. La condición de diputado y senador quedará suspendida hasta la resolución del caso.

Aforamientos. No lo habrá para diputados y senadores por casos de corrupción. Solo se mantendrá para los asuntos relacionados con su actividad política. No podrá haber indultos por casos de corrupción política, violación de los derechos humanos o violencia contra la mujer.

Derechos sociales en la Constitución. Ambos partidos quieren convertir en fundamentales derechos como el de la vivienda, la luz, el agua o la sanidad. Negocian como financiarlo.

Ley de segunda oportunidad. PSOE y Ciudadanos han pactado la inembargabilidad de las personas en situación de emergencia social.

En ese caso, las dos formaciones tendrían que someter lo pactado al parecer de sus Ejecutivas, y el PSOE consultaría a sus bases. Entonces se resolvería la gran duda: si Ciudadanos y sus dirigentes dan el paso de votar a favor de Pedro Sánchez y entrar en el Gobierno, tras pasar varios meses argumentando que su techo es la abstención y que solo formarán parte de un Ejecutivo presidido por Rivera.

Los desencuentros

Sistema fiscal. Rivera se opone a una subida de impuestos. Sánchez la contempla. Les distancian también sus propuestas para los autónomos.

Pacto nacional para la educación. Los dos partidos están a favor de lograrlo, pero todavía no han avanzado lo suficiente en su contenido.

Sistema laboral. La formación emergente propone un contrato único. Los socialistas proponen tres tipos de contrato y la derogación de la reforma laboral del PP.

Eliminación de diputaciones y Senado. Estas propuestas estrella de Ciudadanos no ha sido aceptadas por el PSOE en el transcurso de las negociaciones.

Más información