Rajoy califica de “imposible” que el PP se abstenga para que gobierne Sánchez

El presidente dice que no facilitara la investidura de alguien que tuvo menos apoyo en las urnas

Rajoy y Sánchez el pasado diciembre en La Moncloa.
Rajoy y Sánchez el pasado diciembre en La Moncloa.ULY MARTÍN

La abstención del PP para posibilitar la investidura de Pedro Sánchez es un "escenario imposible". Así de categórico se ha mostrado este jueves el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, quien ha dicho que nadie, empezando por los siete millones de votantes del PP, entendería que facilitase la investidura de un candidato que ha tenido menos respaldo que él en las urnas y se ha negado a apoyarle. "Por eso no lo vamos a hacer. Eso no existe".

Más información
Ciudadanos no entrará en el Gobierno, aunque pacte con el PSOE
El PSOE y Ciudadanos ya negocian la financiación de su posible pacto
El PSOE y Ciudadanos se dan hasta la próxima semana para cerrar un pacto
El PP y Ciudadanos ya preparan el calendario de su negociación

Rajoy ha dado por hecho que está recibiendo presiones para permitir que el líder del PSOE llegue a La Moncloa sin necesidad de que pacte con Podemos, pero las ha rechazado alegando que, "si me dejara presionar por poderes económicos o mediáticos, no merecería ser presidente del Gobierno". Por el contrario, Rajoy ha confirmado que será él quien dé la réplica a Sánchez en su debate de investidura, el próximo 2 de marzo, para explicarle "las razones por las que no tiene nuestra confianza".

El líder del PP ha hecho estas declaraciones en el Parlamento Europeo, donde se ha reunido con los 16 eurodiputados de su partido, antes de participar en la reunión de los mandatarios conservadores europeos previa a la cumbre de la tarde de este jueves, centrada en las cesiones al Reino Unido para evitar su salida de la UE (el denominado Brexit) y la crisis migratoria.

Rajoy ha insistido en la fórmula de Gobierno que viene defendiendo desde las elecciones del pasado 20 de diciembre: un acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos; una fórmula que, en su opinión, no solo es "la más normal, más lógica y más sensata", sino también la "europeísta". El presidente ha recordado que populares y socialistas no solo gobiernan en coalición en Alemania y Austria, sino también en las propias instituciones europeas, con un conservador al frente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y socialistas al frente del Parlamento Europeo o de la política exterior común.

Ante el avance de las negociaciones entre Sánchez y Rivera para sellar un pacto, Rajoy ha advertido de que caben varias combinaciones para obtener la investidura, pero que es "imposible gobernar" con 130 escaños (los que suman PSOE y Ciudadanos) o "con una coalición de ocho o nueve partidos" (en alusión a PSOE, Podemos, las mareas, Izquierda Unida y grupos nacionalistas). Es decir, Rajoy no se mueve un milímetro, pero, eso sí, está dispuesto a reunirse con todo aquel que se lo pida; incluido el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El presidente en funciones ha coincidido en Bruselas con el propio Pedro Sánchez, quien ha acudido a la capital comunitaria para reunirse con el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, y el del Parlamento Europeo, Martin Schulz. Ambos, sin embargo, no llegarán a encontrarse. La cumbre europea ya fue objeto de buena parte de la conversación que mantuvieron el viernes pasado en La Moncloa en la que, según Rajoy, hubo un "acuerdo sustancial" en torno a la necesidad de que el Reino Unido siga en la UE.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS