Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASO NÓOS

Miguel Tejeiro sale absuelto tras retirar la acusación Manos Limpias

El cuñado de Diego Torres pasa a ser testigo y tiene obligación de declarar la verdad

El exsecretario del Instituto Nóos, Miguel Tejeiro, este martes.
El exsecretario del Instituto Nóos, Miguel Tejeiro, este martes. EFE

El asesor financiero Miguel Tejeiro, que ejerció como secretario del Instituto Nóos logró ayer la absolución. La decisión del tribunal de la Audiencia de Baleares se produjo al inicio de la vista, tras anunciar Manos Limpias que retiraba la acusación que sostenía contra él por varios delitos de corrupción por los que solicitaba una pena de 10 años de prisión. El cuñado de Diego Torres recibió la decisión con indisimulada euforia. En el banquillo se quedan sus dos hermanos.

La abogada de la acusación popular Virginia López Negrete adujo motivos de “estrategia procesal” para retirar la acusación y se reservó las razones de su decisión para más adelante. Al no pesar ninguna acusación sobre él, Miguel Tejeiro pasa a tener la condición de testigo. Es decir, será llamado a declarar sobre los hechos que se juzgan y tiene obligación de decir la verdad.

La presidenta del tribunal, Samantha Romero, advirtió a las partes que tras su absolución Miguel Tejeiro pasa a ser testigo y no admitirá que se le hagan preguntas que tengan carácter incriminatorio cuando sea llamado a testificar. Ni la fiscalía, ni la Abogacía del Estado habían presentado acusación contra Miguel Tejeiro, que en su escrito de defensa alegó que nunca tuvo poder de decisión alguna en el Instituto Nóos, ya que ni formó parte de los órganos de administración, ni tuvo participación societaria.

Urdangarin y la reparación del daño

Uno de las incógnitas del juicio del caso Nóos es si el esposo de la infanta, Iñaki Urdangarin, intentará alcanzar un pacto con la fiscalía que sirva para reducir una hipotética condena.

Una de las vías posibles sería la aplicación del atenuante por reparación del daño, es decir que Urdangarin admitiese la culpa y reintegrase los cerca de seis millones de euros que obtuvo de las arcas públicas.

Una cantidad ingente que el cuñado de Felipe VI podría reducir con la venta de sus propiedades en Palma, aunque su defensa niega que estén recogiendo dinero.

El abogado de Miguel Tejeiro había solicitado su libre absolución al asegurar que nunca intervino en los hechos que se juzgan y que tan solo aceptó el cargo de secretario del Instituto Nóos por “honor”, ya que no recibió retribución alguna.

Al cuñado de Diego Torres le faltó tiempo para abandonar la sala una vez conocido el veredicto del tribunal (que se incluirá en la sentencia final) y no se resistió a dar un apretón de manos a varios de sus excompañeros de banquillo antes de recoger su chaqueta y salir con una sonrisa puesta.

En el banquillo de los acusados Tejeiro dejó atrás a su cuñado Diego Torres, a su hermana Ana María y a su hermano Marco, para quienes la fiscalía pide dos años de prisión, respectivamente. A la primera por supuesto blanqueo de capitales y al segundo por cómplice de malversación en caudales públicos, falsedad en documento mercantil y blanqueo de capitales. Aunque para Marco Tejeiro el fiscal Pedro Horrach pide que se le aplique el atenuante de arrepentido por haber colaborado con la investigación, igual que a José Luis Pepote Ballester.

Tras la primera sesión de las declaraciones de los testigos, Jesús Bonet, abogado defensor del exvicealcalde de Valencia Alfonso Grau, admitió a EL PAÍS que también había intentado, aunque sin éxito, que el grupo municipal socialista retirase la acusación particular contra una persona que ya ha sido retirada de la política. Los ediles socialistas piden ocho años de cárcel para Grau por tráfico de influencias y malversación y tres años por fraude por la celebración de las jornadas Valencia Summit 2004, 2005 y 2006.

Tanto la acusación del grupo socialista como Manos Limpias presentaron ayer un escrito al tribunal para solicitar que las declaraciones se prolonguen también por las tardes.