_
_
_
_

El debate de los pactos tensa la relación entre Iglesias y Rivera

Han pasado de escenificar entendimientos sobre regeneración de la política en la campaña del 20-D a protagonizar frecuentes choques desde la constitución de las Cortes

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el de Podemos, Pablo Iglesias, durante la ceremonia de la 30 edición de los Premios Goya.
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el de Podemos, Pablo Iglesias, durante la ceremonia de la 30 edición de los Premios Goya.Ballesteros (EFE)

Los líderes de Podemos y Ciudadanos, Pablo Iglesias y Albert Rivera, respectivamente, han pasado de escenificar entendimientos sobre regeneración de la política en la campaña del 20-D a protagonizar frecuentes choques desde la constitución de las Cortes. Sus partidos reconocen diferencias insalvables de proyecto, sobre todo respecto a la cuestión territorial y la economía. Las direcciones de Podemos y Ciudadanos ven imposible un pacto que incluya a ambas fuerzas.

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, se enfrenta a un obstáculo mayúsculo en su intento de convertirse en presidente: Podemos y Ciudadanos se han declarado mutuamente excluyentes en cualquier fórmula de Gobierno. Pablo Iglesias ha ido más allá, al rechazar incluso negociar con los socialistas mientras Sánchez siga hablando con Albert Rivera.

Más información
Rivera e Iglesias califican el cara a cara de “debate atrapado en el pasado”
Iglesias y Rivera pugnan por liderar el cambio político

En 2015, ambas formaciones atacaron a la vez los cimientos del bipartidismo. Ahora, el que Podemos proponga una consulta vinculante en Cataluña y que Ciudadanos haya pactado con PP y PSOE la Mesa del Congreso, dejando al partido de Iglesias sin los cuatro grupos parlamentarios que pretendía, ha roto una relación que llegó a ser cómplice. Esos dos conflictos han abierto una grieta entre los partidos.

“Desde que pasaron las elecciones lo que hemos ido viendo es a un Ciudadanos que se ha ido decantando más como una fuerza auxiliar del bipartidismo”, señala a EL PAÍS Íñigo Errejón, número dos de Podemos.

Antagónicos

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Creo que Ciudadanos se ha ido colocando voluntariamente como esa fuerza, cuya misión es la de apuntalar a los dos principales partidos y facilitar que se entiendan y hagan esos grandes acuerdos que restauren lo viejo. Eso está muy lejos de lo que nosotros creemos que es necesario para España”, prosigue.

Rivera ha acusado a Iglesias de “haber engañado y estafado” a En Comú, Compromís y En Marea, sus socios electorales, prometiéndoles que tendrían grupo en el Congreso. Para Juan Carlos Girauta, portavoz parlamentario de Ciudadanos, los dos partidos son “antagónicos”. José Manuel Villegas, su vicesecretario general, opina que las diferencias entre las dos fuerzas son tan grandes que hacen imposible un pacto que incluya a ambas. Nada refleja mejor el enconamiento que el pulso dialéctico que mantuvieron Rivera e Iglesias el 13 de enero en la Cope, antes de que se constituyeran las Cortes:

—Te veo muy enfadado y así no se puede empezar una nueva transición.

—Está muy bien reírse Albert, pero no reírse de la gente en su cara.

Podemos y Ciudadanos siguen asegurando que pueden alcanzar acuerdos parlamentarios sobre regeneración o reforma de la ley electoral. No obstante, Iglesias y Rivera han entrado en una nueva fase de enfrentamiento muy lejana de los debates televisivos que reflejaron buena sintonía entre ambos y de los tiempos en los que Rivera se mostraba abierto incluso a pactar con Podemos, como afirmó en una entrevista con EL PAÍS en mayo pasado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_