Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soria, donde menos cuesta lograr un diputado; Madrid, donde más

El PSOE logró un escaño en la provincia castellana con tan solo 12.280 papeletas. Madrid, donde se necesitan más votos para obtener representación.

Colegio electoral en Madrid
Un padre empuja el voto con el dedo de su pequeña hija en el colegio electoral en Madrid. EFE

El sistema electoral español divide el Estado en 52 circunscripciones. A cada una de estas zonas electorales les otorga como mínimo dos diputados, excepto a Ceuta y Melilla, que se quedan con uno. El resto de escaños se reparten en función de la población de cada circunscripción. Este particular sistema provoca que Soria, con dos escaños en liza, sea la circunscripción donde menos votos se necesitan para conseguir un diputado. El PSOE logró un escaño en la provincia castellana con tan solo 12.280 sufragios. En el mismo territorio, el PP cosechó 19.934 votos para conseguir la misma representación.

En el extremo opuesto, Madrid es la circunscripción que más papeletas se necesitan para obtener representación, a una media de 96.197 votos por cada representante. El PSOE, sin embargo, requirió de 107.193 sufragios por cada uno de los seis diputados que ha obtenido en la Comunidad de Madrid. Aunque el coste más elevado lo ha tenido que pagar Ciudadanos en Valencia, una circunscripción donde el diputado le ha costado 110.649 votos.

El sistema de reparto de escaños provoca que en las circunscripciones más pequeñas, con menos población y menos contendientes sea necesario reunir menos votos para lograr un representante parlamentario. Además, de Soria, Ceuta y Melilla es donde menos sufragios se necesitan. En Melilla, obtuvo su diputado más barato en número de votos, 12.309 papeletas.

En Barcelona, a Democracia y Libertad, la antigua Convergencia Democrática de Cataluña, requirió de 94.390 sufragios por cada uno de los cuatro escaños que cosechó en la capital catalana. En la misma circunscripción, el PP obtuvo cuatro escaños por 80.317 papeletas cada una.

Por partidos, la circunscripción donde más caro le salió al PP y al PSOE conseguir cada escaño fue en Madrid. En este territorio, el PP necesitó de 92.602 papeletas por cada uno de sus 13 parlamentarios y el PSOE 107.193 votos. Podemos, en Sevilla, necesitó de 103.913 papeletas por cada uno de sus dos diputados. Y Ciudadanos en Valencia necesitó 110.649 votos para conseguir cada uno de sus dos representantes.

Precisamente, el diputado más barato para Podemos, en número de votos, fue en Huesca. Allí necesitó 21.768 sufragios para obtener su diputado. Ciudadanos obtuvo un representante en Guadalaja tras recibir 24.554 votos, uno de los costes más bajos en número de votos para la formación de Albert Rivera.

Más información