Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guía para dejar de ser indeciso

Los programas y líderes políticos ofrecen diferentes salidas a cuestiones que aún se plantean más de tres de cada diez electores para optar por un partido u otro

Carteles electorales en la plaza de Colón de Madrid Ampliar foto
Carteles electorales en la plaza de Colón de Madrid EL PAÍS

Las encuestas aún detectan entre un 30% y un 40% de electores que no saben a qué partido votar ante la cita electoral del 20 de diciembre. La decisión de última hora de este grupo será determinante. Estas son las respuestas que ofrecen los programas y líderes de los partidos que esperan obtener mayor representación y que harán que estos electores se decanten por una u otra formación política.

¿Qué va a pasar con mi pensión?

PP. Los populares apuestan por “fortalecer" el sistema con un fondo vinculado a la vida laboral de los trabajadores, aumentar las deducciones de IRPF y ampliar voluntariamente la edad de jubilación por encima de los 67 años con incentivos.

PSOE. Los socialistas proponen a los 7,3 millones de pensionistas españoles revalorizar las pensiones de acuerdo al IPC y una reforma consensuada del sistema para garantizarlo, incluyendo un impuesto específico.

Ciudadanos. Albert Rivera también quiere replantear el Pacto de Toledo sobre pensiones para consensuar la mejora del sistema, determinar la cuantía en función de la vida laboral completa y no sobre los últimos años así como dejar que cada persona elija su edad de jubilación.

Podemos. Recuperar los 65 años como edad de jubilación, vincular las revisiones al IPC, incorporar impuestos que garanticen la financiación del sistema y subirlas de forma progresiva durante los cuatro años de legislatura.

Unidad Popular (IU). Unidad Popular propone elevar la pensión mínima hasta los 756 euros frente a los 636 actuales y a 831 si hay cónyuge al cargo. También propone reducir las ventajas fiscales de los planes privados de pensiones y reforzar el sistema público.

¿Va a subir el salario mínimo?

PP. Los populares rechazan una subida significtiva del salario mínimo interprofesional (SMI) porque consideran que afectaría a la productividad y la inflación. Además, defienden que sindicatos y patronal apuestan por la moderación salarial y que la medida no contribuiría a generar empleo.

PSOE. Esta formación propone situar el SMI en el 60% del salario neto medio, por lo que pasaría de los actuales 648 euros en 14 pagas a 1.000 euros al mes en dos legislaturas.

Ciudadanos. Rivera cree que subir el SMI desincentiva el empleo. A cambio, propone un Complemento Salarial Anual Garantizado, una ayuda complementaria para familias con ingresos bajos por el trabajo precario y que no lleguen a un mínimo anual. Calculan que el coste de la medida sería inferior al 1% del PIB y se financiaría con reducciones en las prestaciones de desempleo.

Podemos. Esta formación propone incrementar gradualmente el salario mínimo interprofesional hasta los 800 euros al mes en 14 pagas al final de los primeros dos años de legislatura y hasta 950 euros en los dos años siguientes.

Unidad Popular (IU). Pretende la revalorización automática del salario mínimo en los siguientes términos: 774€ por 14 pagas a partir de este mes de enero y llegar a los 1.176 euros en 2019. Plantea la posibilidad de fijar salarios mínimos por sector productivo, incluida la Administración Pública, tras una negociación colectiva y por encima del SMI.

¿Bajarán los impuestos?

PP. Proponen la revisión de los tramos de IRPF, bonificaciones y reducciones para emprendedores y empresarios individuales y reducir el Impuesto de sucesiones y donaciones entre padres e hijos y entre cónyuges.

PSOE. Los socialistas quieren integrar en un impuesto único el patrimonio y el IRPF, reducir el IVA en bienes de primera necesidad y en los productos culturales y eliminar las deducciones que benefician a las grandes corporaciones.

Ciudadanos. También proponen dejar el IVA en tramos que van del 18% al 7%, eliminar el más reducido (del 5%) y rebajar los tramos y tipos en IRPF.

Podemos. Igualmente, proponen reformar los tipos mínimos y máximos del IRPF, derogar las bonificaciones en sucesiones y rebajar el mínimo exento en patrimonio. Como nuevo impuesto proponen una fiscalidad ambiental.

Unidad Popular (IU). Este grupo también se suma a la modificación del IRPF para conseguir una fiscalidad más progresiva y reducir tipos, así como la modificación del impuesto sobre patrimonio.

¿Subirá el gasto social?

PP. Mariano Rajoy ha prometido incrementar el gasto en dependencia y dotar presupuestariamente las partidas de educación para reponer profesores. En Sanidad proponen facilitar la movilidad geográfica de los pacientes y asegurar en todas la comunidades un catálogo básico de prestaciones.

PSOE. También aumentará el gasto social para garantizar “progresivamente” la escolarización desde el nacimiento hasta los 18 años, aumentar las plazas y becas, asegurar el pago de la dependencia y subir el gasto en sanidad, garantizando que esta partida asuma siempre un porcentaje determinado del PIB.

Ciudadanos. Propone evitar cualquier recorte en sanidad y asegurar las prestaciones educativas mediante un pacto general que evite que esté a expensas de los cambios políticos.

Podemos. La formación de Pablo Iglesias destinaría el aumento del gasto social a potenciar la atención primaria, desarrollar programas de atención sociocomunitaria y asegurar que la educación pública cuente con los recursos humanos y las infraestructuras suficientes para el cumplimiento de sus objetivos.

Unidad Popular (IU). Esta formación apuesta por un mayor gasto social para afrontar la bajada de tasas universitarias, aumentar las becas, garantizar las plazas públicas y establecer una renta básica garantizada para quienes tengan ingresos inferiores al 70% del SMI. Eliminaría cualquier forma de copago y extendería la cartera de servicios a asistencia bucodental, óptica y ortopedia.

¿Qué pasará con Cataluña?

PP. Rajoy mantiene posiciones: no a la independencia, aunque está dispuesto a “escuchar”. Unidad, soberanía nacional (que se tengan en cuenta la opinión de todos los españoles y no solo los catalanes) y respeto a la legalidad vigente son sus ejes inamovibles.

PSOE. Pedro Sánchez aboga por buscar una “solución política” al problema de “ruptura de la convivencia” en Cataluña. El PSOE defiende una reforma constitucional abierta aprobada por todos, catalanes y resto de españoles, y una reforma del Estatuto de Cataluña.

Ciudadanos. Rivera proponer responder al desafío independentista con un “frente común de demócratas” que comparta una estrategia de defensa de la unidad del Estado.

Podemos. Apuesta por la convocatoria de un referéndum “con garantías” en Catalunya para que sus ciudadanos puedan decidir el tipo de relación territorial que desean establecer con el resto de España.

Unidad Popular IU. Esta formación no respalda el independentismo, pero entiende que el “problema” se debe resolver “desde la política” a través de una consulta legal y pactada como la que se hizo en Escocia.

¿Se reformará la Constitución?

PP. El Partido Popular no es favorable a la reforma de la Constitución, pero Rajoy ha admitido que “está dispuesto a estudiar las propuestas que se planteen”.

PSOE. Propone una reforma de la Carta Magna para adaptarla a la realidad, extender y garantizar con suficiencia los derechos fundamentales, reformar las instituciones, replantear el modelo territorial y reforzar el compromiso con la Unión Europea.

Ciudadanos. Esta formación quiere renovar la norma para convertir el Senado en un Consejo de Presidentes de las Comunidades Autónomas, eliminar el Consejo General del Poder Judicial y los decretos ley, clarificar las competencias del Estado y de las Comunidades Autónomas y establecer un nuevo sistema electoral.

Podemos. Podemos propone establecer la celebración de referendos vinculantes, una reforma de la ley electoral y blindar la independencia del poder judicial así como derechos sociales a la vivienda, la educación y la sanidad.

Unidad Popular (IU). Es la única candidatura que defiende un proceso constituyente completo, y no solo una reforma, en el que se aseguren mecanismos de participación ciudadana y que incluiría el trabajo y una renta mínima como derechos sociales exigibles en los tribunales. IU plantea un Estado federal republicano y “plurinacional”.

¿Cuál sería la política exterior?

PP. En política exterior, el PP se ha posicionado a favor de crear un cuerpo de guardias europeos para las fronteras exteriores de la UE frente a la inmigración ilegal y el terrorismo. “Los problemas de Europa se resuelven con más Europa”, defienden. En este sentido, apuestan por respaldar las demandas de cooperación en materia de seguridad que reclamen los aliados.

PSOE. Propone reconocer al Estado palestino, vigilar que se aplique el Derecho europeo en Gibraltar, restauración de la justicia universal, revocando la última reforma del PP, y promover una salida “justa, acordada, duradera y respetuosa con las resoluciones de Naciones Unidas y el derecho de autodeterminación" en el Sáhara Occidental.

Ciudadanos. Rivera propone que el Congreso supervise la política exterior y pueda vetar embajadores. Es partidario de un servicio de inteligencia, un Ejército y una policía de fronteras europeas así como facilitar el voto para emigrados.

Podemos. Esta formación defiende una mayor autonomía estratégica de Europa y España en el seno de la OTAN, profundizar en la política común de seguridad y defensa, reconocer Palestina como Estado y destinar el 0,7% de la renta nacional bruta a ayuda oficial al desarrollo en un máximo de dos legislaturas.

Unidad Popular (IU). Garzón cree que las actuaciones militares internacionales debe ser avaladas por los ciudadanos en referéndum. También defiende medidas para garantizar el respeto de los derechos humanos en el control de fronteras, reformar la ley de asilo y rechazar "firmemente" el Tratado de Libre Comercio entre la UE y los EEUU (TTIP).

¿Si no tienen mayoría suficiente, con qué partidos pactarán?

PP. Rajoy es consciente de que necesitará apoyo de otro partido para un “acuerdo de gobierno estable” que transmita confianza a la comunidad internacional y a los agentes económicos. La opción más factible es con Ciudadanos, aunque Rajoy emplaza una y otra vez a que se verá el día después de las elecciones.

PSOE. Pedro Sánchez también prefiere esperar al día 21 para empezar a hablar de pactos que, en cualquier caso, según dice, se harán "en función de las políticas”. En este sentido, no descarta “coincidencias" con Ciudadanos en temas de regeneración democrática y con Podemos en políticas de sociales, como el establecimiento de un ingreso mínimo vital.

Ciudadanos. Albert Rivera reitera que no pactará ni con Sánchez ni con Rajoy y que, si no es la fuerza más votada, permanecerá en la oposición. En Andalucía han llegado a acuerdos con el PSOE para la investidura y sobre presupuestos, entre otras medidas. En Madrid, han respaldado al PP. En ningún caso han entrado a formar parte de los Gobiernos.

Podemos. El pacto preelectoral con IU se frustró y han acudido por separado en la mayor parte del territorio. Esta formación, que defiende que sale a ganar y evita también cerrar opciones, ha pactado con el PSOE en comunidades como Castilla-La Mancha y Extremadura.

Unidad Popular (IU). Alberto Garzón no cierra puertas previas a acuerdos. “Deben primar los resultados y las coincidencias en programa, no tanto las siglas”, afirma el dirigente de esta formación.

Más información