Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe VI se reúne con Lula da Silva con la crisis brasileña de fondo

El expresidente de Brasil participa en el foro 'Los desafíos emergentes' con Felipe González y Juan Luis Cebrián

El expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, durante una rueda de prensa tras una reunión con el gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, el pasado 3 de diciembre.
El expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, durante una rueda de prensa tras una reunión con el gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, el pasado 3 de diciembre. REUTERS

El Rey recibe este jueves en audiencia a Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de la República Federativa de Brasil, quien llegará a Madrid procedente de Alemania, donde interviene en una conferencia internacional del Partido Social Demócrata junto con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz.

El ex jefe de Estado brasileño visita España en un momento delicado para Brasil, que afronta una recesión económica y un marasmo político con el proceso de destitución de la actual presidenta, Dilma Rousseff, ahora paralizado provisionalmente pero que ha desencadenado una tensa situación política que Lula da Silva ha calificado de “golpe de Estado”.

Brasil es el primer destino de las inversiones españolas en el extranjero, principalmente en el sector energético, el de la tecnología y el de las telecomunicaciones, y la situación por la que atraviesa el país genera incertidumbre en las compañías de España que desarrollan allí sus proyectos. Una inquietud que, con toda probabilidad, planeará en el encuentro entre el jefe del Estado español y Lula da Silva.

Al día siguiente de su encuentro con Felipe VI, el expresidente brasileño participará en Madrid en el foro organizado por EL PAÍS Los desafíos emergentes, junto con el director del periódico, Antonio Caño, el presidente de PRISA, Juan Luis Cebrián y el ex jefe del Gobierno español Felipe González,

Lula da Silva presidió la República de Brasil entre 2003 y 2011, como candidato del Partido de los Trabajadores. En 2011, la candidata de su propio partido, Dilma Rousseff, que fue ministra de Minas y Energía en su gabinete, le relevó en la presidencia del país.

Durante sus años al frente del Gobierno de Brasil impulsó políticas que encaminaron el país hacia una transformación social y económica que ahora se ha truncado. El exmandatario recibió en España el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 2003.