Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos propone nuevos impuestos, gravar la banca y bajar el IVA

La formación quiere bajar la imposición sobre alimentos y suministros básicos y subirla al lujo hasta el 25%

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (i), atiende a los medios en el antiguo campamento de Robledo, en Segovia. Ampliar foto
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (i), atiende a los medios en el antiguo campamento de Robledo, en Segovia. EFE

El documento económico del programa de Podemos, que desde este sábado está sometido a la votación de sus simpatizantes, propone una subida generalizada y progresiva de los principales impuestos, y la creación de nuevas imposiciones a la banca, transporte y a las energías no renovables. El borrador plantea una bajada del IVA para alimentos y suministros básicos y un aumento hasta el 25% para los “artículos de lujo”.

El partido planea instaurar, de forma extraordinaria, un “impuesto de solidaridad” sobre los beneficios de las entidades financieras “con el fin de recuperar progresivamente las cantidades que el sector ha recibido directamente en forma de ayudas públicas”. Podemos quiere que “España sea pionera en la implantación del acuerdo alcanzado en 2012 por once países de la UE” sobre transacciones financieras, “que consiste en aplicar un impuesto del 0,1% sobre la compra y venta de acciones y bonos, y otro del 0,01% sobre los productos derivados”.

Arranque de campaña en Cádiz

La campaña electoral de Podemos arrancará el 4 de diciembre en la ciudad de Cádiz por ser un "referente histórico" de la soberanía, la democracia y el constitucionalismo. Así lo ha anunciado el líder del partido, Pablo Iglesias, en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), donde se ha reunido el equipo de campaña de la formación, dirigido por Íñigo Errejón. 

Además, la formación considera necesario “disminuir el mínimo exento en el Impuesto del Patrimonio a un patrimonio neto de 400.000 euros, frente a los 700.000 euros aplicables de manera general, y revisar las deducciones y bonificaciones existentes”. “La primera vivienda”, recoge el borrador, “seguirá estando exenta en el cálculo del impuesto hasta un valor de 300.000 euros”.

IRPF y dación en pago

La reforma del IRPF propone “aumentar el número de tramos del impuesto a partir de 60.000 euros, elevando progresivamente el tipo marginal de cada tramo desde el 45% actual hasta alcanzar un tipo marginal del 55% para rentas superiores a 300.000 euros anuales”. Podemos defiende una batería de medidas que busca acabar con los desahucios. Entre ellas, el impulso de una "ley orgánica de protección al derecho a la inviolabilidad del domicilio y prohibición de los desalojos sin alternativa habitacional"; la "limitación de la responsabilidad del deudor hipotecario al bien hipotecado"; y el "derecho a la dación en pago con carácter retroactivo". 

Ayudas y política social

La política fiscal que defiende la formación de Pablo Iglesias busca financiar otra de las medidas estrellas de su equipo económico, coordinado por Nacho Álvarez: una renta mínima de 600 euros y un complemento salarial hasta alcanzar los 900 euros. Estas medidas supondrían un gasto de alrededor de 15.000 millones al año. El programa del partido, que se articula en bloques temáticos, pretende acabar con los recortes en sanidad y educación, derogar la reforma laboral, anular el Concordato con la Santa Sede y, en materia de justicia, propone la elección directa, por parte de la ciudadana, del Consejo General del Poder Judicial. El partido planea también “despenalizar el cultivo y la tenencia de cannabis a nivel personal y colectivo”. 

Propuestas fiscales

1. "Rebajar y homogenizar la cuantía para considerar objetivamente la comisión de un presunto delito fiscal, con las establecidas respecto a las defraudaciones a los presupuestos de la Unión Europea y a la Seguridad Social en 50.000 euros, ampliando el plazo de prescripción a 10 años y aplicando las penas previstas actualmente para el tipo agravado, cuando el importe de lo defraudado supere los 120.000 euros".

2. "Aumentar el número de tramos del impuesto a partir de 60.000 euros, elevando progresivamente el tipo marginal de cada tramo desde el 45% actual hasta alcanzar un tipo marginal del 55% para rentas superiores a 300.000 euros anuales"

3. "Disminuir el mínimo exento en el Impuesto del Patrimonio a un patrimonio neto de 400.000 euros, frente a los 700.000 euros aplicables de manera general, y revisar las deducciones y bonificaciones existentes. La primera vivienda seguirá estando exenta en el cálculo del impuesto hasta un valor de 300.000 euros".

4. "Reformar en profundidad el Impuesto sobre las Sociedades, impulsando su armonización internacional, haciéndolo muy sencillo, transparente y con unos tipos efectivos realmente próximos a los tipos nominales [...] Eliminar los privilegios fiscales y la mayoría de las deducciones, controlando aspectos clave como los precios de transferencia o la deducción de gastos financieros [...] Introducir un impuesto mínimo para las grandes empresas, que contribuya a recuperar la recaudación de este tributo y a estabilizarla en el tiempo [...] Establecer un tipo diferenciado en función del destino de los beneficios: 1) Un tipo estándar para los beneficios distribuidos a los accionistas (30%) y 2) un tipo inferior (del 25%) para los beneficios reinvertidos productivamente en la empresa, particularmente en actividades de ampliación y renovación de bienes de equipo y actividades de I+D+i. Esta reinversión de los beneficios deberá ser verificada por la administración y los representantes de los trabajadores".

5. "Modificar la imposición indirecta, en particular el IVA, para contribuir a la mejora del bienestar social, buscando una estructura de tipos que mantengan en lo posible la recaudación pero mejorando su impacto redistributivo y limitando su regresividad. Aumentar los alimentos y bebidas no alcohólicas a los que se aplica el tipo superreducido del 4% (en todo caso, se excluirán aquellos para los que resulte desaconsejable por motivos de salud pública), y aplicar el tipo reducido del 10% a todos los suministros básicos (calefacción, gas, electricidad) a los que se les aplique el tipo general del 21% en este momento. Reducir el tipo aplicable a productos de gran interés social como son los productos culturales y escolares, volviendo a la situación previa antes de la reforma del Partido Popular. Aplicar un nuevo tipo incrementado para los artículos de lujo del 25%, para compensar en la medida de lo posible la caída de la recaudación como consecuencia de las bajadas anteriores".

6. "Establecimiento de una fiscalidad verde que desincentive el uso de fuentes de energía contaminantes e incentive el uso de las renovables y la eficiencia energética, impulsando la convergencia de la presión fiscal medioambiental española (1,6% del PIB) hacia la media de la UE (2,4% del PIB): Reformar los impuestos sobre los hidrocarburos y sobre el carbón, y en particular revisar los beneficios fiscales existentes. [...] Estudiar la posibilidad de establecer tasas por el uso de determinadas infraestructuras de transporte. Estudiar la aplicación de impuestos de congestión en ciertas ciudades para incentivar el transporte público. Establecer un precio mínimo en los derechos de emisión de CO2". 

7. "Instaurar un "Impuesto de Solidaridad" a las entidades financieras privadas con carácter extraordinario, con el fin de recuperar progresivamente las cantidades que el sector ha recibido directamente en forma de ayudas públicas. Este impuesto será extraordinario, se aplicará sobre los beneficios y tendrá un carácter transitorio durante una legislatura". 

8. "Legislar de la manera más ambiciosa posible el Impuesto sobre Transacciones Financieras (ITF), para controlar, registrar y desincentivar las transacciones más especulativas. Nos comprometemos a que, como mínimo, España sea pionera en la implantación del acuerdo alcanzado en 2012 por once países de la UE, que consiste en aplicar un impuesto del 0,1% sobre la compra y venta de acciones y bonos, y otro del 0,01% sobre los productos derivados. Este impuesto lo pagarán las entidades bancarias, gestores de fondos de alto riesgo y otras instituciones financieras".