Rajoy citará a Sánchez y Rivera para responder con prudencia y con la ley

El presidente del Gobierno admite: "No me gustaría tener que aplicar el artículo 155 de la Constitución" y suspender la autonomía

Mariano Rajoy en la Cadena Ser esta mañana.Claudio Álvarez / ATLAS (atlas)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado este miércoles que al Gobierno no le va a temblar el pulso para tomar decisiones y para asegurar que la ley y la Constitución se cumplen también en Cataluña frente a los planes independentistas. Aunque Rajoy sigue sin querer desvelar "los detalles" concretos de su plan para responder a ese desafío soberanista, sí ha subrayado que “el Gobierno sabe lo que tiene que hacer y de ninguna manera [los independentistas] van a conseguir esos objetivos”. El jefe del ejecutivo ha revelado que en los próximos días citará en La Moncloa a los líderes de los dos principales partidos de la oposición que no están de acuerdo con la deriva actual en Cataluña, el socialista Pedro Sánchez y el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, para intercambiar posiciones. No llamará al líder de Podemos, Pablo Iglesias, porque defiende el derecho de autodeterminación.

"Prudencia y proporcionalidad". El presidente español es consciente de lo grave del momento pero no ve aún que "España esté quebrada territorialmente". Se parapeta tras la generalidad de que se respetará la ley y la Constitución, sin anticipar más pasos, porque muchos no los tiene claros y porque no quiere alarmar en exceso: "Esténse ustedes tranquilos, la ansiedad no resuelve problemas, prudencia, proporcionalidad y determinación".

Más información
Artur Mas y la CUP impulsan la desobediencia
La declaración de independencia no recibe respuesta de Rajoy
Declaración de insurgencia

Ante las críticas por la sensación de inactividad y cierta parsimonia que transmite en este caso, Rajoy intentó contraponer una imagen de control de los tiempos. En esa línea improvisó la respuesta sobre la próxima reunión en La Moncloa con Sánchez y Rivera. Durante la entrevista en la Cadena SER con Pepa Bueno el presidente admitió que en este asunto de Cataluña cuenta con el respaldo en una posición muy parecida a la suya de los líderes del PSOE y Ciudadanos y comentó que se va a reunir con ellos "y lo haremos en estos días" aunque luego matizó que la cita se conocerá después de que se haya producido.

Rajoy también indicó que ha hablado con el rey Felipe VI tras registrarse en el parlamento catalán la resolución independentista, aunque no facilitó ningún dato sobre su preocupación. Rajoy reveló que no tiene claro sí llamar a todos los dirigentes políticos a esa convocatoria. Por ejemplo, por ahora no piensa telefonear a Pablo Iglesias, líder de Podemos, porque su grupo es partidario en Cataluña del derecho de autodeterminación y entonces no le contempla "con esos planteamientos".

Apretado por las preguntas para saber qué está dispuesto a hacer si los dirigentes favorables al soberanismo en Cataluña siguen su curso y desobedecen como han anunciado las futuras resoluciones recurridas al Tribunal Constitucional, el presidente Rajoy ha confesado: "No me gustaría llegar a tener que aplicar el artículo 155 de la Constitución". Ese artículo le permitiría suspender la actividad de la autonomía previa aprobación de la mayoría absoluta del Senado.

"El plan es aplicar la ley, lo que dice la Constitución y poner en marcha la ley de reforma del Tribunal Constitucional. Es lo que vamos a hacer. No vamos a entrar en detalles", ha manifestado Rajoy en una entrevista en la Cadena Ser con Pepa Bueno. El dirigente ha empezado por no querer calificar el comportamiento de esos dirigentes políticos catalanes como un "golpe de estado institucional" y ha preferido denominarlo como una actitud de "enorme gravedad". El jefe del Gobierno central ha reiterado ahí que tiene todos los instrumentos en su mano ("la ley y la Constitución") y que los utilizará llegado el caso para "garantizar la unidad de España".

Pero Rajoy no quiere precipitarse ni tomar decisiones en caliente. Durante la entrevista lo reconoció varias veces. "La ansiedad no resuelve los problemas y habrá que dar respuestas con prudencia, proporcionalidad pero también con firmeza", ha añadido. Primero aboga por estudiar bien lo que se propone y mirar bien qué se replica "para no equivocarnos".

Y ha insistido en que la aplicación de la ley es "fundamental" para resolver el desafío independentista. Sobre sus próximos pasos solo ha comentado que el Gobierno recurrirá todas aquellas actuaciones "que los servicios jurídicos del Estado nos digan que hay que recurrir". En esa línea avanzó que, por ahora, será el Grupo Parlamentario del PP catalán el que pedirá hoy mismo ante la Mesa del Parlamento que se revoque la resolución registrada ayer para iniciar el camino hacia la república en Cataluña.

Los grupos políticos soberanistas de Junts pel Sí y la CUP registraron este martes en el Parlament una resolución para romper con España e iniciar el camino de la independencia hacia una república en Cataluña. "Se ha presentado una propuesta que supondría liquidar todo nuestro ordenamiento jurídico", ha señalado.

El presidente ha rechazado que durante estos tres últimos años, en los que se ha comprobado evidente el avance de las tesis independentistas, propulsadas por el Gobierno de la Generalitat de Artur Mas, él no ha estado ni parado ni sin ofrecer alternativas a esa hoja de ruta. Sostiene que no pudo dialogar nada con Mas porque llegó a La Moncloa, en su última cita en el verano de 2013, con un plan que fue una "imposición" que él se negó a aceptar. Rajoy entiende que a las exigencias fundamentales de aquel plan de 23 puntos, es decir al referéndum de autodeterminación y al pacto fiscal para dar a Cataluña un tratamiento como el País Vasco y Navarra, solo pudo decir que no y mantiene que en esos dos aspectos fundamentales Mas no ha logrado nada.

Corrupción

La corrupción ha sido otro de los temas sobre los que ha tenido que responder Rajoy. Los papeles de Bárcenas y sus apuntes, que no figuran en la contabilidad oficial del Partido Popular. "Nunca sospeché que había una caja b. Todo eso me parece lamentable y quienes tenían esa responsabilidad ya no están en el PP", ha dicho en referencia al extesorero Luis Bárcenas. "Me arrepiento de haberlo nombrado", ha añadido. La referencia al exvicepresidente Rodrigo Rato ha sido mucho más ambigua: "Yo no sé lo que ha pasado con Bankia. Serán los tribunales los que decidan".

Mariano Rajoy ha defendido además la gestión del Gobierno en esta legislatura: "La reforma laboral ha sido una de las mejores decisiones de este Gobierno", ha subrayado. "Es justo reconocer que las cosas están yendo a mejor, algo está funcionando", ha añadido.

"No me he planteado si Soraya irá de número dos pero estoy encantado con ella", ha respondido sobre las listas de las que tampoco ha desvelado si la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, será candidata por Toledo.

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS