Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud investiga en Euskadi tres casos de ceguera por un medicamento

Los pacientes, tratados con perfluoroctano en mal estado, se han quedado ciegos de un ojo tras ser operados por desprendimiento de retina

Entrada principal del Hospital Donostia, en San Sebastián.
Entrada principal del Hospital Donostia, en San Sebastián.

El Servicio Vasco de Salud ha abierto una investigación después de que al menos tres personas en Euskadi, hayan denunciado que se han quedado ciegas de un ojo tras ser operadas en el Hospital Donostia de San Sebastián, el pasado mes de junio. Hay un cuarto paciente que fue intervenido fuera de la comunidad autónoma. El abogado Carlos Gómez Menchaca, especializado en casos médicos, explica que los cuatro pacientes fueron tratados con perfluoroctano, un compuesto sintético que se utiliza en la cirugía ocular para reparar desprendimientos de retina, comercializado en este caso bajo la marca comercial "Ala Octa", y que según las primeras pesquisas, estaba en mal estado. El consejero vasco de Salud, Jon Darpón, aseguró este lunes que Osakidetza y el Hospital Donostia "están mirando los casos, viendo a cuántas personas ha afectado y hablando también con la casa comercial". El Servicio Vasco de Salud, Osakidetza, prefiere esperar a las conclusiones de las pesquisas: "La investigación está abierta", sostienen fuentes de la sanidad pública.

El despacho de abogados bilbaíno Gómez Menchaca, especializado en derecho sanitario, representa a tres de los pacientes que fueron operados en el Hospital Donostia y a una cuarta persona intervenida con las mismas consecuencias en otra comunidad autónoma ya que parece que hay afectados en distintos puntos de España. Gómez Menchaca entiende que, "aparentemente", se trata de una "partida defectuosa" de este fármaco, que ya ha sido retirado por la Agencia Española del Medicamento. El abogado destacó "la gravedad" de estos casos en los que las "secuelas" parecen "irreversibles" ya que afectan directamente al "nervio óptico".

El bufete ha iniciado

acciones legales

por dos vías

El bufete ha decidido recurrir por dos vías, la primera de las cuales fue la interposición de "una reclamación administrativa por responsabilidad patrimonial, una reclamación de daños y perjuicios, frente al Servicio Vasco de Salud caso como prestatario del servicio", por ser el que aplicó la cirugía. De forma paralela, también se encuentran tramitando una reclamación frente al propio fabricante a través de su distribuidora en Barcelona, que será una "reclamación civil" que presentarán esta misma semana.

Carlos Gómez Menchaca explicó ayer que la partida utilizada en las operaciones denunciadas en el Hospital Donostia está siendo analizada en Alemania, al tiempo que ha advertido de que el "estudio definitivo relativo a la toxicidad del fármaco se puede demorar". Ha comentado que el medicamento en cuestión ya había "tenido otros problemas en otros países" ya que, por ejemplo, en Chile también se decretó "alerta sanitaria con retirada incluida". Ha apuntado, por último, que al parecer hay más afectados en España y también "algún extranjero" que pudo operarse en el país.