Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso exige la condena expresa a ETA para allanar la convivencia

El líder del PP vasco asegura que la línea del partido vuelve al minuto anterior a la propuesta de Quiroga que rebajaba la exigencia a la izquierda abertzale

El líder del PP vasco, Alfonso Alonso
El líder del PP vasco, Alfonso Alonso, en un acto del PP el pasado sábado. EFE

El nuevo presidente del PP vasco no quiere que haya dudas. Por si acaso la exigencia a Arantza Quiroga para que retirara su propuesta, y su casi inmediata dimisión no ha resultado esclarecedor, hoy ha verbalizado que no se puede construir "el futuro de la convivencia en el País Vasco" sin "la condena expresa" al terrorismo de ETA. El presidente del PP vasco y ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha afirmado en la televisión pública, ETB, que la propuesta de Quiroga era insostenible en un contexto en el que todavía la banda ni se ha disuelto ni ha entregado las armas. Alonso ha dicho que el PP tiene una premisa y una condición. "Hemos sufrido un pasado criminal, que es el que es, con una organización terrorista que todavía no se ha disuelto, que no ha entregado las armas y que sigue estando allí, a la espera que tener algún tipo de rédito, de encontrar un Gobierno débil", ha subrayado.

"No podemos construir el futuro de la convivencia y de las nuevas generaciones de los vascos sin esa condena expresa de esa violencia terrorista. Y a mí me parece que esa es una premisa, y a partir de ahí, claro que hablamos de cómo quitamos sectarismo a la sociedad vasca, cómo trabajamos para buscar encuentro, y cómo comprendemos que hay gente que piensa distinto y debe ser respetada", ha manifestado. En este sentido, ha asegurado que los populares van a "construir con los demás", pero no van a "cambiar de ideas". Alonso ha insistido en que, por el momento, no va a replantear la moción para la creación de una 'ponencia de libertad y convivencia' que registró y después retiró su predecesora en el cargo. A su juicio, esta iniciativa fue "precipitada, poco trabajada, poco cocinada y no resultó oportuna". "A partir de ahí, se precipitaron los acontecimientos de una manera que un poco inesperada", ha señalado.

Alonso dice que Quiroga

reflexionó la propuesta

pero no la cotejó

Alfonso Alonso fue el primero que desacreditó a Quiroga al salir al plano público asegurando que la condena de ETA era un requisito mínimo para creer a la izquierda abertzale. Hoy ha justificado su reacción porque no lo consultó con la dirección del PP ni con el Gobierno. En su opinión Quiroga sí había reflexionado la propuesta porque "no es una mujer impulsiva". "Yo creo que ella lo habría meditado, pero con nosotros no lo había comentado. En ese sentido, faltó ese trabajo y esa cocina", ha indicado. El principal asesor de Arantza Quiroga, que también asesoró a María San Gil, ha abandonado el cargo con ella.

Para el nuevo presidente de los populares vascos, la retirada de la moción ha evitado que se volviera contra la propia Quiroga, ya que según cree, "iba a ser utilizada contra la propia Quiroga". En su opinión la palabra que no estaba en la proposición era la de ETA y ese hecho iba a facilitar a quienes no quieren desvincularse o condenar ese pasado de ETA, que no tuvieran que hacerlo. "Y eso era algo que no quería Arantza Quiroga, porque tenía una buena voluntad y no hay ninguna duda de lo que piensa, las ideas que defiende y que ha defendido siempre", ha aseverado. El ministro de Sanidad ha recordado que ETA "ha sido una organización terrorista que fue posible en Euskadi tantos años porque tuvo un apoyo social fuerte". "Ésa es la tragedia que ha vivido el pueblo vasco durante tanto tiempo", ha indicado. Alfonso Alonso ha recordado que a "muchos de ese mundo les cuesta desvincularse, condenar y deslegitimar a ETA, y decir que ETA fue más allá de un error".

 

Más información