Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España impulsará en la ONU un estatuto para víctimas del terrorismo

Fernández Díaz y Margallo copresidirán el 21 de octubre una sesión del Consejo de Seguridad

María del Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, intervendrá ante los países miembro

La Asamblea General de Naciones Unidas , en Nueva York.
La Asamblea General de Naciones Unidas , en Nueva York.

España aprovechará su paso por la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad de la ONU, puesto que ocupa durante octubre, para impulsar la creación de un estatuto internacional de protección de las víctimas del terrorismo. El primer paso para intentar conseguirlo lo dará el próximo 21 de octubre, según informan fuentes del Ministerio de Interior. El Gobierno ha preparado para ese día, con el respaldo de EE UU, una sesión dedicada a las víctimas, que contará con la participación de María del Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA; Jana Gallardo, herida el 11-M, cuando también perdió a su novio; y Tomás Fraga, que sufrió quemaduras graves en los atentados de Egipto de 2005.

"La estrategia marcada en la materia por el Consejo de Seguridad está muy influida por lo que oyen los representantes de los países en la cámara. Por eso queremos llevar a Nueva York estas voces", explican algunos de los organizadores de la cita de la jornada, que copresidirán los ministros de Interior y Asuntos Exteriores, Jorge Fernández Díaz y José Manuel García-Margallo, junto a la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas. "Nosotros tenemos un amplio sistema de protección, que es un ejemplo mundial. Pero, en otros países, no existe nada parecido. Son muy pocos los que siguen atendiendo a los afectados una vez terminada su asistencia sanitaria", explica Interior.

Por ello, el Ejecutivo de Mariano Rajoy asegura que pretende que este tipo de cobertura se extienda a más países. Y considera la sesión con las víctimas un paso clave para avanzar hacia ese fin. María del Mar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, intervendrá durante un primer turno oficial. "Ella encarna la visión institucional. Va en representación de todas las asociaciones y fundaciones", asegura el ministerio encabezado por Fernández Díaz.

También participarán en esta parte, al igual que la española, la activista nigeriana Saudatu Mahdi —que ha denunciado reiteradamente los abusos de Boko Haram—; y Pari Ibrahim, una kurda iraquí de la minoría yazidi, muy perseguida por el Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). Será el titular de Interior quien se encargará de fijar la postura de España en la materia. Y después, según prevé el Gobierno, Gallardo y Fraga participarán en el correspondiente debate entre los países.

Los países pretenden construir, a través de la voz de las víctimas, un relato que contrarreste la propaganda yihadista

El Gobierno promocionará así "el ejemplo" español. Busca incrementar así la proyección internacional de España. "Aquí, las víctimas han sido un ejemplo de lucha y fortaleza durante los 50 años de terrorismo etarra", señala el Ejecutivo a la hora de explicar el enfoque que dará a esta cita del 21 de octubre. Una sesión que servirá, más allá de para impulsar este plan de protección de los afectados por los atentados, para construir también un relato que contrarreste la propaganda yihadista. De ahí, el respaldo estadounidense.

Los Gobiernos han mostrado, en reiteradas ocasiones, su preocupación por el éxito de las campañas de captación de los islamistas a través de las redes sociales. El Estado Islámico ha convertido los vídeos que difunden de las ejecuciones en un instrumento más para su causa. "Debemos construir una buena contranarrativa. Tenemos que evitar que los chavales crean que ir a luchar es como un videojuego", apuntan fuentes de Interior. "Hay que mostrar a esos posibles captados que sus acciones tienen consecuencias. El terrorismo pretende deshumanizar a las víctimas. Y nosotros, con sus testimonios, pretendemos contrarrestar ese efecto", apunta Sonia Ramos, directora general del departamento español de Apoyo a Víctimas del Terrorismo.

España, tras una dura liza con Turquía, consiguió el pasado año un asiento no permanente en el órgano decisorio de Naciones Unidas para el bienio 2015-2016. Rajoy lo presidió este mismo martes, a dos meses de las elecciones generales, y se convirtió así en el primer jefe de Gobierno español en hacerlo.

El perfil de las voces españolas

  • María del Mar Blanco. Hermana de Miguel Ángel Blanco, concejal del PP en Ermua (Bizkaia) secuestrado y asesinado por ETA en el verano de 1997. Presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo.
  • Jana Gallardo. Víctima del 11-M. Tenía 18 años cuando iba en uno de los trenes que explotaron el 11 de marzo de 2004. Su novio, Óscar Abril, de 20 años, viajaba con ella. El joven murió aquel día. Actualmente, Gallardo es docente en la Universidad Complutense de Madrid (UCM).
  • Tomás Fraga. Gallego. Tenía 28 años cuando sufrió los atentados que asolaron Egipto en julio de 2005. Entonces trabaja en el país africano para Segas, una empresa participada por Unión Fenosa y propietaria de una planta de licuefacción en el delta del Nilo. Estaba pasando unos días de descanso a orillas del mar Rojo cuando le sorprendieron las explosiones, reivindicadas por un grupo vinculado a Al Qaeda. Actualmente, se encuentra al frente de una de las plantas de la compañía energética en La Rioja.