Rifirrafe entre los eurodiputados españoles por el 27-S

Los representantes se intercambian emails con copia al resto de la Cámara en los que dan su versión sobre si los independentistas ganaron o no las elecciones catalanas

Maite Pagazaurtundua, europarlamentaria por UPyD, en una imagen de archivo.
Maite Pagazaurtundua, europarlamentaria por UPyD, en una imagen de archivo.L. Rico

Varios eurodiputados españoles se enzarzaron a principios de semana en un intercambio de emails sobre los resultados de las elecciones catalanas del 27-S en el que tuvieron como testigos al resto de 751 representantes europeos y sus respectivos equipos. El pulso dialéctico, apoyado con gráficos y mapas, giró alrededor de un punto fundamental: si las opciones independentistas representadas por Junts pel Sí y la CUP habían logrado una victoria aplastante en los comicios o no.

Más información

En un correo electrónico escrito en inglés, Ramon Tremosa, eurodiputado de Convergència, anunció a sus compañeros el triunfo del independentismo; calificó los comicios de referéndum, denunció que el Gobierno había hecho “todo lo posible para impedir” el voto exterior; y explicó que la cita marcaba el inicio de un pacífico camino hacia la independencia. Maite Pagazaurtundua, eurodiputada de UPyD, le contestó con un gráfico de EL PAÍS en el que se establecían los porcentajes de voto (47,78% independentista, 51,69% no independentista). Eso provocó que Francesc Gambus, de Unió, escribiera otro email pidiéndole a Pagazaurtundua que no incluyera a su partido y a Catalunya Sí que es Pot en el mismo bloque que a PP, PSC y Ciutadans. Los eurodiputados del grupo Ciudadanos Europeos, formado por dos representantes del partido de Albert Rivera (Javier Nart y Juan Carlos Girauta) y uno expulsado de UPyD (Fernando Maura), reaccionaron con contundencia: “Cualquier demócrata aceptaría la derrota [de Junts pel Sí], pero queremos recordarles que CDC es un partido cuyo presidente, Artur Mas, acaba de ser imputado [por el 9-N]”. La carta también la suscribió Enrique Calvet, que mantiene su acta tras ser expulsado de UPyD.

El rifirrafe a base de correos no terminó ahí. Vistas las críticas recibidas, Tremosa escribió una segunda comunicación. En ella aseguró al resto de eurodiputados que ni Unió ni Catalunya Sí que es Pot quieren ser considerados como partidos antiindependentistas. Argumentó que las acusaciones de corrupción contra CDC, profusamente detalladas en el email de Ciudadanos Europeos, no habían sido probadas. Y remató recordando que David Cameron, primer ministro del Reino Unido, ya permitió un referéndum sobre la independencia de Escocia.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50