El juez deja en libertad al supuesto testaferro y a la secretaria de Rato

Ambos fueron detenidos, acusados de corrupción entre particulares, delito del que también se acusa al exministro

El juez Antonio Serrano, del juzgado 31 de Madrid, ha dejado en libertad a Miguel Ángel Montero Quevedo, supuesto testaferro del exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato. El juez también ha dejado en libertad a Teresa Arellano, secretaria personal de Rodrigo Rato que, junto a Montero, ha pasado este viernes a disposición judicial tras ser detenidos por la Guardia Civil.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han indicado que ambos están imputados por blanqueo, corrupción particulares y delitos fiscales. El juez les ha impuesto la obligación de comparecer mensualmente en el juzgado.

Los dos han abandonado los Juzgados de Plaza Castilla tras declarar por espacio de dos horas y media. Ambos fueron detenidos por la Guardia Civil el pasado miércoles tras ser interrogados por los agentes en relación con una supuesta trama de pagos al Rato. Ambas detenciones son anteriores al interrogatorio al que fue sometido en la noche del jueves exvicepresidente del Gobierno en las mismas dependencias.

Sánchez: "Debe ser motivo de vergüenza para el PP y Rajoy"

J. J. Gálvez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha valorado este viernes los avances en la investigación del caso Rato y ha recalcado que, de "confirmarse" las informaciones que están publicando los medios de comunicación, "todo el peso de la Ley" debe caer sobre el expresidente del Gobierno.  "Y debe ser motivo de vergüenza para el PP y para Rajoy, por haberlo puesto al frente de Caja Madrid y de Bankia". El líder de los socialistas ha insistido en que "avergonzarse" todos aquellos que le dieron las responsabilidades desde las que "aparentemente ha robado". De hecho, se ha referido explícitamente al jefe del Ejecutivo, que le situó al frente de Bankia.

La causa acumula nueve imputados. La declaración del exministro de Economía, citado como imputado por los investigadores, así como las detenciones de su secretaria y su supuesto testaferro, cuya identidad no ha sido revelada, son fruto del testimonio que prestó ante el juez el empresario mexicano Alberto Portuondo, detenido y encarcelado el pasado mes de agosto en Barajas cuando pretendía viajar a México. Portuondo confesó que entregó a Rato 835.000 euros (en torno a 40.000 mensuales a lo largo de casi dos años).

Tanto estas detenciones como la citación de Rato están vinculadas con las presuntas mordidasque recibió el exministro por contratas publicitarias adjudicadas por Bankia cuando Rato era su presidente y para lo que se sirvió de sociedades interpuestas. La campaña publicitaria de Bankia fue adjudicada a Zennith y Publicis en 2011. La sociedad Albisa, de Portuondo, actuó de intermediaria entre Zennith y Kradonara, la sociedad del exministro. Arellano ha sido la mano derecha de Rato durante los últimos 30 años. Se le imputa el haber actuado de testaferro de Rato en siete sociedades vinculadas al exministro.

El pasado 24 de septiembre, el juez Serrano-Arnal embargó la pensión vitalicia de 80.000 dólares anuales que Rato percibe como ex director gerente del Fondo Monetario Internacional. Esta cantidad se suma a los bienes por valor de 18 millones de euros que el magistrado le mantiene bloqueados desde junio, según fuentes jurídicas. El instructor imputó también ese día en la causa al abogado Domingo Plazas, arquitecto del entramado societario del expresidente de Bankia.

Este letrado, con despacho en Madrid, Marbella (Málaga) y Sotogrande (Cádiz), es apoderado de la sociedad Vivaway Ltd, con domicilio en el paraíso fiscal de la isla de Guernsey (Reino Unido), y de la que Rato es beneficiario último. Vivaway constituyó en noviembre de 2001 la mercantil española Kradonara SL, a través de la cual, según la fiscalía, Rato ha recibido “6,5 millones de euros procedentes del extranjero cuyo origen se desconoce” entre 2006 y 2014. Según Hacienda, “no consta” que ni Rato ni sus empresas “hayan tributado por las rentas derivadas de estas transferencias”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS