Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis pasos desde la consulta prohibida a la imputación de Mas por el 9-N

Los principales movimientos que han llevado a la acusación por desobediencia

Artur Mas y Joana Ortega, en el Parlamento Catalán, la semana pasada.
Artur Mas y Joana Ortega, en el Parlamento Catalán, la semana pasada. ACN

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha citado a declarar como imputados al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a la exvicepresidenta del Govern Joana Ortega y a la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, por la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre. El camino desde el 9-N hasta hoy ha sido largo, y, de hecho, comenzó meses antes de que finalmente se pusieran las urnas de manera informal. Estos son los principales pasos:

LA CONSULTA DE AUTODETERMINACIÓN. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, firmó el 27 de septiembre el decreto de convocatoria de la consulta de autodeterminación de Cataluña previsto para el 9 de noviembre. El acto de la firma se ha celebrado en el Palau de la Generalitat en presencia de representantes del Parlamento de Cataluña y de los grupos políticos que apoyan la votación, que han respaldado la firma con un sonoro aplauso. El objeto de la consulta, según el decreto, es "conocer la opinión sobre el futuro político de Cataluña".

El Gobierno recurrió el decreto y el pleno del Tribunal Constitucional decidió el 29 de septiembre por unanimidad admitir a trámite los recursos del Gobierno contra la ley de consultas, aprobada por el Parlamento catalán el pasado día 19, y el decreto de convocatoria del referéndum de soberanía del 9 de noviembre, firmado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas. Las dos resoluciones quedaron suspendidas inmediatamente.

LA RESPUESTA ALTERNATIVA DE MAS. El presidente Mas decidió convertir la consulta suspendida en un proceso participativo. Pero el Gobierno insistió y volvió a recurrir. El pleno del Tribunal Constitucional suspendió el 5 de noviembre, por unanimidad, la alternativa a la consulta independentista en Cataluña convocada para el 9-N. Lo hizo de forma automática, tal como marca la ley, al admitir a trámite el recurso presentado por el Gobierno.

LA VOTACIÓN SE CELEBRA; LA GENERALITAT INFORMA. El 9-N se celebró y la Generalitat de Cataluña informó de su resultados en varias ruedas de prensa. El escrutinio se prolongó hasta el 25 de noviembre. Según el escrutinio, participaron 2.344.828 personas, de las que el 80,91 % apoyó la independencia, ya que respondieron "Sí-Sí" a las dos preguntas. En cuanto a las otras opciones de la doble pregunta, "¿Quiere que Cataluña sea un Estado? y, en caso afirmativo, ¿Quiere que sea independiente?", el 10,02 % votó Sí-No, frente al 4,49% de los participantes que optó por el No-No. El 0,56 % votó en blanco, el 0,97% Sí-en blanco, y el 3,05 % hizo otras aportaciones. Mas votó e informó por la noche, junto a Joana Ortega, de los ressultados.

LA FISCALÍA SE QUERELLA ENTRE DUDAS. La querella de la Fiscalía General del Estado fue presentada el 20 de diciembre, tras una intensa tormenta política en el seno del ministerio público. Los fiscales catalanes alegaron que no había inicios de delito en la organización del 9-N. En un escrito de 30 folios, acusa a Mas; a la vicepresidenta, Joana Ortega, y a la consejera de Educación, Irene Rigau, de cuatro delitos vinculados con a la organización del 9-N: desobediencia, prevaricación, usurpación de funciones y malversación de fondos públicos. Si se admite a trámite, la sala civil y penal decidirá qué delitos examinará y contra qué personas.

Los magistrados llegaron a tener sobre la mesa siete querellas y 25 denuncias por los hechos del 9-N, día en que 2,3 millones de catalanes votaron en un simulacro de referéndum independentista, a cuya conclusión Mas y la vicepresidenta, Joana Ortega, detallaron los resultados.

LA ADMISIÓN A TRÁMITE. El pasado 21 de diciembre, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ya anunció que admitía a trámite la querella de la Fiscalía y de todos aquellos denunciantes que acusaban al presidente de la Generalitat, a la vicepresidenta y a la consejera de Educación. Por el contrario, el TSJC no admitió las querellas presentadas contra otros miembros del Gobierno.

LA CITACIÓN COMO IMPUTADO. Hoy, ell magistrado Joan Manel Abril ha citado a Mas el jueves 15 de octubre y dos días antes, el martes 13 de octubre, a Ortega y Rigau. El TSJC también ha llamado a declarar el lunes 19 de octubre a cinco testigos que había solicitado la Fiscalía.

Más información