Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior afirma que ETA cabe “en un microbús” que va sin conductor

El ministro Jorge Fernández Díaz ha destacado que en la actual legislatura se ha detenido y puesto a disposición judicial a 158 etarras

Cornellà de Llobregat
Foto de archivo de un comunicado de miembros de ETA encapuchados.
Foto de archivo de un comunicado de miembros de ETA encapuchados.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado este miércoles que "lo que queda de ETA cabe en un microbús pequeñito" que, además, "desde ayer va sin conductor", y ha destacado que en la actual legislatura se ha detenido y puesto a disposición judicial a 158 etarras.

Fernández ha hecho estas declaraciones un día después de que las Fuerzas de Seguridad detuvieran en Francia a dos de los presuntos jefes de ETA, David Pla e Iratxe Sorzabal, en una operación de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) y de la Guardia Civil.

El ministro ha avisado de que el Estado continuará con la persecución de los miembros de la banda terrorista hasta "su aniquilación completa", o bien hasta que la banda, que en 2011 anunció el cese de su actividad armada, entregue las armas y anuncie su disolución.

Asimismo, ha detallado que la operación sigue abierta y que, de momento, han encontrado "algo de armamento" y "mucha documentación" en papel e informatizada, lo que ha destacado que será importante para abrir nuevas líneas de investigación que permitan operaciones futuras.

No hay negociación

"En todas estas operaciones la incautación de información es enormemente importante", ha recalcado Fernández Díaz, que ha explicado que por este motivo esta mañana se está registrando el domicilio de uno de los detenidos ayer.

Asimismo, el ministro ha descartado una negociación previa a la disolución con la banda: "El Gobierno ni ha negociado, ni negocia ni negociará con terroristas".

"Si la política de dispersión penitenciaria preocupa mucho a los etarras y a sus familias por los desplazamientos que tienen que hacer y quieren que termine, lo más fácil es que ETA anuncie su disolución, o bien que los presos se desvinculen públicamente, reconozcan el daño causado y pidan perdón", ha resuelto.