Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey insta a fortalecer el español en Estados Unidos

El discurso se produce en pleno debate interno por unas declaraciones de Donald Trump

El rey Felipe en una conferencia en Miami.
El rey Felipe en una conferencia en Miami. REUTERS

El rey Felipe ha instado a promover el español en Estados Unidos para fortalecer el uso de la lengua en la primera potencia mundial. En un discurso en Miami, ciudad que alberga a inmigrantes procedentes de casi todo el planeta y en la que el peso de la comunidad hispana es superlativo, el monarca ha destacado el “debate sobre la lengua española y la identidad hispana que se está desarrollando en el seno de la sociedad estadounidense, en sus vertientes intelectual, política y social”. Este debate está monopolizado en la actualidad por los exabruptos de Donald Trump, el magnate que aspira a la candidatura del Partido Republicano en las elecciones estadounidenses de 2016, que ha iniciado una cruzada contra la inmigración, fundamentalmente hispana, y que ha llegado a censurar que su rival Jeb Bush, casado con una mexicana, use en público el español.

Felipe VI no entró en este debate de política doméstica, pero sí dio su visión de lo que el español ha sido, es y debe ser en Estados Unidos. “Debe hablarse de un español de los Estados Unidos, con su propio perfil social y lingüístico, por historia y por presente, pero sobre todo por ser consustancial a la identidad de una parte significativa de la población estadounidense. El español nunca ha estado de paso en los EE UU porque pertenece a estas tierras”, afirmó el monarca en la Miami Dade College, donde impartió el discurso de inauguración del curso universitario 2015-2016 ante un auditorio repleto de estudiantes.

Citó que existe el riesgo de que la tercera y cuarta generación de los hispanos que han llegado a EE UU deje de usar el español

El rey subrayó el proceso de enriquecimiento del español en Estados Unidos por la diferente inmigración hispana que hay en el país (cubanos, mexicanos, venezolanos...) y cómo está avanzando para no quedarse en la “periferia” de la sociedad estadounidense. “Ese desplazamiento significa que la minoría hispana está alcanzando el corazón de la sociedad estadounidense y se está haciendo más visible gracias al crecimiento de su nivel educativo, al vigor creativo de su cultura y a su predominio en diversos servicios”, añadió el monarca en el penúltimo día de su visita oficial a Estados Unidos.

Sí apuntó el monarca, que habló en español y en inglés, que hay nubarrones en el horizonte. En concreto, citó que existe el riesgo de que la tercera y cuarta generación de los inmigrantes hispanos que han llegado a Estados Unidos deje de usar el español en la familia al considerar que la lengua útil en las actividades cotidianas es el inglés. “Si las familias hispanas dejaran de hablarles a sus hijos y nietos en español, si las escuelas arrinconaran a la lengua española, su suerte dependería exclusivamente de la intensidad y la volubilidad de los flujos migratorios, lo que no garantizaría su futuro como lengua de la sociedad estadounidense”, afirmó el monarca, que añadió la receta para que esto no ocurra: “La familia y la escuela son los dominios que más hay que cuidar si se considera que la lengua española merece continuar siendo, en el largo plazo, una lengua útil y estable dentro de los EEUU”. Posteriormente, los Reyes fueron al teatro Olimpia, donde asistieron a la emisión de la pelicula Cándida, de Guillermo Fesser.

Más información