Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

ACNUR advierte: “El Gobierno se enfrenta a una crisis de acogida”

“España debe prepararse para recibir más refugiados”, dice Friz-Prguda, representante en el país de la Agencia de la ONU de Ayuda a los Refugiados

Francisca Fritz-Prguda, en la sede de ACNUR en Madrid.
Francisca Fritz-Prguda, en la sede de ACNUR en Madrid.

En plena crisis humanitaria, los papeles inundan la mesa de Francesca Friz-Prguda, la representante en España de ACNUR, la Agencia de la ONU de Ayuda a los Refugiados. “A esta oficina de Madrid llegan diariamente refugiados en situaciones indecentes: gente que está en la calle; mujeres embarazadas a las que no se les da una solución en línea con las directrices europeas... Y este es un problema que debe tratarse ahora, no mañana”, sentencia, apenas un día después de reunirse con el Gobierno, que aceptó tras muchas reticencias la cuota de 17.410 asilados asignada por Bruselas.

Una cifra "factible" y "bastante pequeña" —"no es nada del otro mundo"—, en comparación con los acogidos por países como Alemania, Turquía y Líbano. “España debe prepararse para recibir más. Esta crisis va a durar y las exigencias serán mayores”, continúa Friz-Prguda, que desea que el Gobierno lidere la "ola de solidaridad" española. "Aprobar una dotación presupuestaria y crear una comisión interministerial son medidas en la dirección correcta", señala: "Pero necesitamos un pacto de Estado y un esfuerzo colectivo de los partidos".

"Europa ha perdido bastante tiempo. Se podía haber hecho más y antes", recalca, antes de insistir en que "el Gobierno español se enfrenta ahora a una crisis de acogida". Friz-Prguda recuerda que en el país solo existen 900 plazas para refugiados y se esperan 12.000 solicitudes de asilo —Interior eleva esa cifra a 17.000—. "Por tanto, solo un porcentaje muy limitado podrá beneficiarse. Es muy importante que el Ejecutivo tome medidas inmediatas y drásticas para aumentar esta capacidad de acogida", subraya la integrante de ACNUR.

"Hay muchas lagunas: en el acceso al estatus de refugiado, en la integración e, incluso, en el discurso político. Confío en que, aunque debe mejorarse mucho, ahora el Gobierno lo entienda. Esperamos que el lunes, en la cumbre de Bruselas, se pronuncie con un catálogo de acciones concretas. Más allá de aceptar la cuota".

La agencia propuso, paralelamente, al Gobierno que "se abran vías legales" para la llegada de asilados, de forma que no tengan que jugarse la vida en el Mediterráneo: entre otras medidas, que se gestionen visados humanitarios en consulados y embajadas; se faciliten más de 500 becas para universitarios; y se aplique una reunificación familiar extendida y "más generosa".

"Ahora se entiende mejor que esto es una crisis de refugiados"

"Tras las reuniones con el Gobierno esta semana, con el ministro de Interior y la vicepresidenta, me la impresión de que ahora se entiende mejor que esto es una crisis de refugiados y no una crisis migratoria. Y que conlleva consigo obligaciones morales y legales", asegura Francesca Friz-Prguda, que el momento clave que cambió la postura de muchos Ejecutivos fue la difusión de la foto de Aylan, el niño sirio que murió ahogado junto a la costa de Turquía. "Uno siempre desea que el cambio de postura del Gobierno sea por un reconocimiento de la situación: hay gente que ha visto esta crisis y gente que no lo ha visto a tiempo. Los ministros de los países hablan entre sí y me imagino que Alemania, Austria y Suecia han expresado a sus contrapartes de España que, de seguir así, la situación es insostenible".

La representante de Acnur recalca que España tiene capacidad de acogida suficiente para asumir a los refugiados. "Ya lo ha comprobado en años anteriores, como en la guerra de Bosnia. Si hay la voluntad política, sí se puede. Y las acciones harán visibles si existe esa voluntad política", añade Friz-Prguda, que concluye que Europa "necesita un servicio rescate marítimo y efectivo similar a lo que Mare Nostrum logró. Porque los acontecimientos anteriores y posteriores han puesto en evidencia que no ha causado un efecto llamada".

Más información