Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detectado aspergillus a una fallecida en el nuevo hospital de Vigo

El complejo sanitario está en obras y ha tenido que paralizar la apertura de los quirófanos

Los análisis efectuados a una mujer fallecida este miércoles en el nuevo hospital de Vigo, un complejo aún en obras en el que la Xunta ha tenido que paralizar la apertura de los quirófanos y la UCI por falta de seguridad en la calidad del aire, han detectado la presencia de aspergillus. El PSOE gallego ha reclamado ya que todos los pacientes inmunodeprimidos del centro Álvaro Cunqueiro sean evacuados "para evitar un mal mayor".

El hallazgo de este hongo en el cuerpo de la primera fallecida en el centro Álvaro Cunqueiro se produce después de las numerosas protestas de personal y pacientes sobre las deficiencias de construcción de un hospital en el que están ingresados 200 enfermos. El Servizo Galego de Saúde (Sergas) se ha limitado a explicar que paró la puesta en marcha de los quirófanos, UCI, reanimación, Materno-Infantil y urgencias por falta de calidad del aire en esas "zonas críticas", pero el portal científico Gciencia publicó este martes que fue un informe preliminar que apunta a la presencia de aspergillus lo que motivó la decisión del Gobierno gallego. El Sergas nunca ha desmentido esa información y solo ha esgrimido que no cuenta con análisis definitivos.

La paciente de 65 años que ha perdido la vida este miércoles fue ingresada el pasado viernes en el Álvaro Cunqueiro procedente del Hospital Xeral, también ubicado en Vigo, en un delicado estado de salud. Su fallecimiento se ha producido en la UCI provisional abierta en el centro y lo que aún no se ha aclarado es si el aspergillus ha sido la causa de la muerte y si ha sido en el nuevo hospital donde se contagió. El Sergas no ha atendido este miércoles a las llamadas de EL PAÍS para que ofreciera su versión.

El aspergillus es un microorganismo de amargo recuerdo en Vigo, ya que en 1998 provocó la muerte de seis personas en el hospital Meixoeiro de la ciudad. El presidente de la Junta de Personal del nuevo hospital, Ángel Cameselle, ha criticado este miércoles el oscurantismo del Sergas y ha tildado de "sospechoso" que tras el fallecimiento de la mujer con aspergillus en el Álvaro Cunqueiro la UCI haya sido "evacuada" alegando que "era un simulacro".

El nuevo hospital se ha abierto pese a que las obras continúan, unas prisas censuradas por la oposición, los sindicatos y la Asociación Galega de Defensa da Sanidade Pública. Los críticos con la gestión de esta infraestructura achacan la premura de la Xunta para abrir el complejo al modelo de financiación público-privada con el que se ha levantado. La adjudicataria del contrato ha corrido hasta ahora con los gastos de la construcción del Álvaro Cunqueiro pero en cuanto empiece a funcionar la Xunta deberá comenzar a pagarle un canon anual de 75 millones durante los próximos 20 años. Este jueves está convocada en Vigo una manifestación por las deficiencias del nuevo hospital.