FESTIVAL ROTOTOM

Matisyahu actúa en el Rototom sin grandes protestas previas

Un centenar de personas protesta de forma pacífica antes del concierto y se escuchan algunos abucheos al inicio

Protesta en el Rototom por el concierto de Matisyahu.
Protesta en el Rototom por el concierto de Matisyahu.MARTI DOMENECH

Todas las miradas estaban puestas en el cantante judío estadounidense Matisyahu y su actuación  este sábado en el escenario principal del festival Rototom Sunsplash, de Benicàssim (Castellón). Había convocado una rueda de prensa previa, que en el último momento, ha sido cancelada.  El artista, cuyo verdadero nombre es Matthew Paul Miller, ha saltado a los medios esta semana, no por su sólida carrera discográfica, con una decena de trabajos, ni por su nominación a un premio Grammy en 2007, sino por la polémica cancelación de su concierto ante su negativa a posicionarse sobre Palestina, algo que ha provocado la reprobación del Gobierno español, del valenciano, de comunidades judías y de las embajadas de Israel y Estados Unidos, además de un amplio espectro de partidos políticos. Durante la tarde, un centenar de personas ha pedido pacíficamente en el recinto "Paz para Palestina" y han organizado otras dos protestas bajo la premisa de no interferir en la celebración del concierto. Al inicio de la actuación, se escucharon algunos abucheos. 

Más información

Los organizadores del Rototom habían pedido a Matisyahu, cuyo verdadero nombre es Matthew Paul Miller, un pronunciamiento político sobre Palestina. Lo hicieron, según han explicado, presionados, por los grupos que promueven el boicot a Israel por la ocupación. Tras el escándalo, rectificaron y volvieron a invitarlo. “Hoy la música gana. La libertad de expresión gana”, dijo el artista este viernes, día en el que decidió que actuaría en este festival de reggae con más de 22 años de antigüedad. Detrás de esas presiones estaba el grupo BDS País Valencià, siglas que aluden al boicot, desinversión y sanción a Israel.

En torno a las ocho de la tarde de este sábado, un centenar de personas pedía “Paz para Palestina” con una sentada dentro del recinto. Exhibían carteles y banderas del Estado palestino, y de forma asamblearia, con votación incluida, programaron otras dos protestas para las diez y la medianoche. Los actos, convocados dentro y fuera del vallado, se organizaron incidiendo en la necesidad del “respeto a la gente que quiera escuchar el concierto”. “Somos de una asamblea ciudadana”, precisaba una de las organizadoras que insistía en desvincularse del grupo BDS. Dos vigilantes de seguridad seguían de cerca las consignas que gritaban por el megáfono y en las que, básicamente se insistía en la necesidad de “visibilizar el problema de Palestina de forma pacífica”. Dentro del grupo se expresaba el miedo a que, entre ellos, hubiera policías de paisano. En la puerta, una docena de agentes de Policía Local vigilaba el recinto. Junto a ellos, dotaciones de bomberos, sanitarios y agentes de Guardia Civil.

Cuando los organizadores del festival volvieron a invitar a Matisyahu a actuar, le pidieron disculpas y trataron de justificar su comportamiento. “El Rototom rechaza el antisemitismo y cualquier tipo de discriminación religiosa, respetamos a la comunidad judía y pedimos públicamente disculpas por lo sucedido”, dijeron. A las 20.30 de este sábado la organización del Rototom se esforzaba en intentar convencer al cantante para que diera una conferencia de prensa antes del concierto. En un principio, Matisyahu solicitó comparecer ante los medios, pero se arrepintió cuando ya estaba en Castellón.

A través de la red social Facebook, el intérprete reconoció que había sido “difícil” tomar la decisión de actuar en el escenario principal el último día del certamen, tal y como estaba previsto en un inicio. “Siempre he creído en el poder de la música para unir a las personas, a pesar de la religión, la política o la geografía”, expresó el cantante.

La expectación por el veto inicial a Matisyahu no ha hecho que los organizadores alteraran sus previsones de afluencia de público. “En el punto de información se ha preguntado por Matisyahu, y ha sido objeto de conversación, pero poco más”, han explicado. El día de mayor afluencia de público, según los organizadores, fue el lunes, con 35.000 asistentes. Actuó la banda estadounidense de electrohouse Major Lazer.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50