Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hiperactividad delictiva de Granados y cía

Esculturas de Chillida, sobrinas menores de edad con 14 pisos a su nombre, cumpleaños a todo tren pagados por subcontratas... El sumario retrata una red criminal con contratos por 250 millones

Operación Púnica
Registro en el Ayuntamiento de Collado Villalba, este lunes.

Setenta tomos de un sumario, más de 50.000 folios y centenares de horas de conversaciones telefónicas han desnudado la red de favores de la trama Púnica: 250 millones de euros en concesiones públicas (la mayoría a la firma Cofely adscrita a la multinacional GDF Suez) que han desembocado en una causa con 92 imputados, incluidos sus cabecillas: el exconsejero madrileño y anterior secretario general del PP regional, Francisco Granados y su amigo y socio constructor, David Marjaliza.

El sumario revela los manejos de la supuesta trama para hacerse con contratos en instituciones del PP —también aparece implicado el anterior Gobierno socialista de Parla— y evidencia el inmenso poder que los implicados tenían sobre un puñado de alcaldes madrileños.

La causa está repleta de extravagancias. En una casa de Marjaliza se halló un zulo que según los investigadores pretendía ocultar su patrimonio, 33,5 millones de euros que incluye obras de arte de Chillida y otros artistas contemporáneos. El sumario apunta, además, que Marjaliza inscribió bienes a nombre de familiares y empleados. Una sobrina suya tiene inscritos 14 inmuebles por 589.600,24 euros.

Mordidas de Cofely

El exconsejero medió para quitar multas a su suegro por los perros

Las escuchas practicadas por la Guardia Civil a Granados delatan la hiperactividad telefónica de quien fue mano derecha de Esperanza Aguirre en el Gobierno de Madrid y el PP regional. Desde su móvil, Granados media en suculentos negocios relacionados con concesiones públicas de las Administraciones y operaciones inmobiliarias, pero además utiliza sus influencias para resolver problemas más cotidianos.

El 24 de julio de 2014, en una llamada a su esposa, Nieves Alarcón, Granados presume de haber logrado que un edil de Valdemoro le retire dos sanciones a su suegro (de 38 euros cada una) por dejar escapar a sus perros a un parque que tiene vetado el acceso de animales. “Le han puesto dos denuncias, una por el perro suelto y otra por no estar censado, entonces me dice Jesús [edil de Valdemoro] que cuando le lleguen [las multas] que se lo digan para hacer él el recurso y quitárselas”, dice Granados a su mujer, según consta en el sumario.

 La función de Pedro García, directivo comercial de Cofely, era rondar a alcaldes y ediles para lograr contratos (por 200 millones de euros en una decena de municipios) de eficiencia energética a cambio de mordidas. El 9 de mayo de 2014 escribió un correo donde le detallaba a David Marjaliza las comisiones ilegales que llevaba aparejadas cada adjudicación. En Parla, García recuerda que el trato era por cantidades fijas: “Un pago único de 300.000 euros más 40.000 durante tres años en concepto de encuestas más 160.000 por auditoría y control”. En 15 años, 2,4 millones.

Llamada a De Guindos

Granados telefoneó al ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, tres meses antes de ser detenido, para interesarse por la privatización de AENA. Hacía cinco meses que Granados no era senador ni diputado en la Asamblea de Madrid después de que se hiciera público que guardaba dinero en Suiza. El ministro, según el acta levantada por la Guardia Civil, atiende a Granados y le remite al secretario de Estado del Tesoro, Íñigo Fernández de Mesa. Según la transcripción, Guindos dice a Granados que llame al secretario de Estado y que él le avisará de que han hablado de este asunto.

 En otra charla, el mismo día, con su amiga Vicky [Victoria Cristóbal], exconcejal del PP en Majadahonda, Granados dice que el presidente de Société Générale, Donato González, es quien “está interesado en la privatización de AENA y que ha llamado a Luis [de Guindos] para que le dé el teléfono del director general del Tesoro”.

El Ministerio de Economía ha explicado a este periódico que "la llamada de  Granados fue atendida por el ministro De Guindos como representante aquél de Société Générale y dado el interés de la entidad en la privatización de AENA", motivo de que De Guindos trasladase el asunto al secretario general del Tesoro entonces. Fuentes de ese departamento puntualizan que "durante aquellos días se recibieron otras llamadas o acercamientos similares que se tramitaron de la misma forma" puesto que "prácticamente todo el sector financiero mostró interés en la operación".

"Finalmente Société Générale (segundo banco europeo) no tuvo participación alguna en el proceso. Resultaron elegidos como coordinadores BBVA, Santander, Bank of América Merrill Lynch, Goldman Sachs y Morgan Stanley y en  una conversación telefónica posterior con otra persona, el señor Granados dice sentirse “molesto” porque no le han “dado lo de AENA”, subraya el departamento de De Guindos.

 

Cumpleaños gratis

El dueño de Waiter Music, el empresario José Luis Huerta, reconoció a la UCO que pagó la fiesta de cumpleaños de Granados hace cinco años, cuando aún era líder del PP de Madrid. Huerta instaló un escenario, castillos hinchables para niños y contrató varios músicos con un coste de 10.000 euros que Granados no llegó a pagar. “Ya echaremos cuentas”, se dijeron entonces. “Y hasta hoy”, confesó el empresario a los agentes de la UCO, según la decaración del 28 de octubre de 2014. El empresario volvió a implicarse en el cumpleaños del exlíder popular el año pasado y abonó 2.500 euros en canapés. “Y otras cosas que se le llevaron” confesó Huerta, y asegura que los regalos no tienen nada que ver con que hubiese ganado 20 contratos, todos a los que se presentó en Valdemoro.

Fe de errores

Una versión anterior de este artículo se decía que Íñigo Fernández de Mesa es hermano de Arsenio Fernández de Mesa, director general de la Guardia Civil, cuando, en realidad, no lo es.

Más información