Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vocales del PP se imponen en la sala estratégica del Supremo

El candidato impulsado por los vocales del PP presidirá el tribunal que revisa los recursos contra el Gobierno

El bloque conservador del Consejo General del Poder Judicial impuso este miércoles su mayoría para que el magistrado Luis Díez-Picazo Giménez sea el próximo presidente de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, la que dirime los pleitos que afectan al Gobierno. En la votación del pleno del órgano de gobierno de los jueces, Díez-Picazo obtuvo 12 de los 21 votos, frente a los ocho d el actual presidente, José Manuel Sieira, y uno del magistrado Eduardo Calvo Rojas.

La designación de Díez-Picazo, de 57 años, como presidente de una de las salas clave del Supremo llega cargada de polémica y reproches por parte de algunos sectores judiciales, que consideran que el presidente del tribunal, Carlos Lemes, ha promovido la sustitución del actual jefe de la Sala Tercera, José Manuel Sieira, para situar en el puesto a un magistrado más afín que le permita ejercer mayor influencia sobre una sala estratégica. En la Sala de lo Contencioso-Administrativo resuelven los recursos que se presentan en el Supremo contra las decisiones del propio Lesmes y del Poder Judicial, además de todos los litigios planteados contra el Gobierno por las Comunidades Autónomas o cualquier empresa o ciudadano.

La designación de Díez-Picazo supone que, por primera vez, el Poder Judicial no renueva a un presidente de sala del Supremo que aspiraba a la reelección. El nuevo jefe de la Sala Tercera es catedrático de Derecho Constitucional y llegó al alto tribunal en 2008 por el turno reservado a juristas de reconocida competencia.

Durante el proceso que ha llevado a su designación, ha sido considerado como el candidato impulsado por Lesmes, que ayer votó a favor de su nombramiento junto al bloque conservador del Consejo, formado por 11 magistrados elegidos a propuesta del PP.

Frente a la votación en bloque de los conservadores, el sector progresista volvió a resquebrajarse, aunque la suma de sus votos tampoco habría frenado la elección del candidato de Lesmes. Seis de los siete miembros propuestos por el PSOE, la vocal de IU y el del PNV votaron por la continuidad de Sieira, de 68 años, considerado un magistrado moderadamente progresista. Una de las vocales nombrada por el PSOE, Mar Cabreja, apoyó a Eduardo Calvo, expresidente de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional.