Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reina da las gracias al Instituto Cervantes por “mirar a Latinoamérica”

En la reunión anual de centros del instituto en el mundo, que tiene lugar en Compostela, destaca que este sea "la casa natural para difundir la cultura en las lenguas de España"

La reina Letizia y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo rodeados de directores del Instituto Cervantes.
La reina Letizia y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo rodeados de directores del Instituto Cervantes.

"Gracias por mirar a Latinoamérica y por ser la casa natural para difundir la cultura y el conocimiento en las diferentes lenguas de España", ha dicho la Reina Letizia en un breve discurso con el que esta mañana ha quedado inaugurada la reunión de centros del Instituto Cervantes en la Cidade da Cultura de Santiago de Compostela. No era la primera vez que asistía a una de estas citas anuales, pero sí la primera que lo hacía sola, sin presencia del Rey. "Quiero constatar la fuerza de una lengua que vosotros, con vuestro trabajo diario, dotáis de vigor", ha pronunciado después de escuchar, por este orden, los discursos del alcalde de Santiago, Martiño Noriega; el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle; el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha; y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. "Quinientos millones de personas son muchas personas", ha seguido Su Majestad: "Conviene alegrarnos del hecho grandioso que supone que podamos relacionarnos, convivir, comunicarnos entre todos en esta lengua común que es el español".

"Gracias por llevar la lengua y la cultura en español a tantos lugares", "por ser la referencia más sólida en la formación de profesores de una lengua como segundo idioma", ha insistido después ante un auditorio lleno de responsables de centros del Instituto en el mundo, que cuenta con 90 sedes en 44 países. La cita anual se prolongará durante tres días en Santiago coincidiendo con la semana grande de las fiestas en la capital gallega y en los preámbulos del Día de Galicia.

La Reina ha concluido sus palabras de agradecimiento con un ruego: ha pedido a los presentes que, al cabo de estos días de reunión vuelvan "con un impulso renovado para seguir con la tarea importantísima de promocionar y difundir el español y su cultura e iniciar a tantos millones de personas en ese misterio del ser y del estar".

Por su parte, el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, ha destacado la "estrecha relación del español con las lenguas de España" y ha expuesto las cifras que dan cuenta de la fortaleza del idioma. "559 millones de personas hablan español, 470 como lengua nativa", ha dicho. "Hay datos realmente sorprendentes", tales como el de que "el 6% de los esquimales hablen español", o el de que lo estén aprendiendo "1,2 millones de estudiantes en el África subsahariana, 26 millones en todo el mundo".

Por número de hablantes, índice de desarrollo humano, cantidad de países en los que se habla y volumen de exportaciones que realizan o cifra de traducciones llevadas a cabo fuera del ámbito de la ONU, según De la Concha el español se sitúa "como segunda lengua más importante en el ámbito internacional". También, ha destacado luego, como "segunda lengua de comunicación internacional", una condición que "depende de la evolución del español en EE UU" y por lo que el Instituto prevé y está acometiendo un amplio despliegue en ese país y ha abierto un centro en Harvard, que hará seguimiento de la situación.

El director del Instituto ha señalado que la “iberoamericanización del Cervantes” es un proceso “primordial”. Como también lo es "la relación y el diálogo con las otras lenguas de España". "El objetivo es la competencia plurilingüe y pluricultural", ha dicho: "No se trata de acumular en compartimentos estancos el aprendizaje de una lengua. Sino de lograr que los conocimientos de una lengua se integren con los de la respectiva cultura y dialoguen con los que otras lenguas y culturas poseen".

De la Concha se ha remitido durante su discurso a las palabras previas del alcalde de Santiago. Martiño Noriega había abierto la ceremonia en gallego y en castellano, recordando a Valle y Rosalía de Castro como autores que escribieron en los dos idiomas. Como colofón eligió una poesía de Lorca.

Por su parte, en el último turno que dio paso a la Reina, Alberto Núñez Feijóo ha propuesto a Santiago como "contrapunto de Babelia". Si Babel representa "la pluralidad de lenguas entendida como maldición, Compostela las aglutinó e hizo que confluyeran a lo largo del Camino". El fenómeno jacobeo, según él, es paradigma de la "convivencia fraternal de los idiomas": "La tradición políglota acampa en la plaza del Obradoiro a los pies de la Catedral".

"En ese reparto que alguien hizo al principio de los tiempos, a los gallegos nos tocó la suerte de poseer dos idiomas", ha dicho luego para poner como ejemplo la convivencia de lenguas que él defiende que reina en la comunidad autónoma. "No existen barreras ni conflictos" entre estas dos formas de expresase. "Sin alguna de ellas", ha ahondado, "Galicia se sentiría huérfana", y además, gracias a ellas, "nos damos la mano con el mundo hispanohablante y con el lusófono, que comprende a más de 250 millones de ciudadanos".