Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones catalanas 27-s

El PP convoca a PSC y Ciudadanos a un Gobierno de concentración

Los populares buscan mostrar en campaña una alianza de partidos constitucionalistas para contrarrestar a los separatistas

Alicia Sánchez Camacho, durante su intervención ante el pleno del Parlament.
Alicia Sánchez Camacho, durante su intervención ante el pleno del Parlament. EFE

El PP quiere contrarrestar la lista unitaria y separatista de Artur Mas y Oriol Junqueras, de CDC y ERC, con una “estrategia de unidad nacional de los partidos constitucionalistas” que podría desembocar, si la suma de diputados así lo facilita tras las elecciones del 27 de septiembre, en un “gobierno de concentración”. La oferta la realizará en próximos días la líder del PP catalán a los dirigentes del PSC, Miquel Iceta, y de Ciudadanos, Albert Rivera.

El objetivo no es confrontar directamente una lista independentista (CDC, ERC y otros) con una lista alternativa españolista o constitucionalista (PSC, Ciudadanos, Unió y PP). Sería caer en el mismo error que los que persiguen unas elecciones plebiscitarias pero al revés. El PP, que en algún momento ensoñó con esa posibilidad de candidatura unitaria al menos con la formación de Albert Rivera, sobre todo para evitar el sorpasso en Cataluña de Ciudadanos, ahora se conforma con pactar una estrategia común.

El comité de campaña del PP catalán abordó el asunto el pasado viernes y este miércoles lo expresaron en público tanto la presidenta y candidata en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, como la nueva figura catalana del partido exportada a la dirección nacional, Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas. “Pido que los partidos serios, los partidos responsables, los partidos que de verdad nos presentamos a las elecciones para resolver los problemas de la gente digamos claro y alto que no se puede permitir seguir engañando a los catalanes”. Luego apeló, “hoy más que nunca, a la unidad de los partidos constitucionalistas para frenar el engaño de Artur Mas”.

En Madrid, mientras tanto, Levy remachó esas ideas pero con una llamada directa al líder del PSOE, Pedro Sánchez, “a la generosidad” y a que acuda en campaña a Cataluña a envolverse también allí de la bandera de España como hizo en el acto de proclamación de su candidatura a la presidencia del Gobierno. Y agregó: “Hace falta generosidad política entre los partidos constitucionalistas. Eso es lo que está en juego el 27 de septiembre, por eso hacemos un llamamiento para que todos estemos en campaña y defendamos a España en Cataluña”.

El presidente Mariano Rajoy piensa implicarse personalmente en la campaña catalana

Alicia Sánchez Camacho llamará en los próximos días a los máximos dirigentes del PSC, Miquel Iceta, y de Ciudadanos, Albert Rivera, con el que no le une una gran relación, para concertar una cita o incluso un acto conjunto para refrendar esa posición de defensa de España, de la unidad nacional, de la bandera y de un posible “gobierno de concentración” entre esas fuerzas si tras el 27-S suman más diputados que los independentistas. El PP querría que esa convocatoria se produjera antes de la campaña electoral, para que los electores catalanes tuvieran muy claro cuál es la posición de todos antes de la votación.

La dirección nacional del PP y Mariano Rajoy refrendan esta idea y de hecho el presidente del Gobierno piensa implicarse personalmente mucho en la campaña y participar en numerosos actos.

La implicación de Rajoy

Camacho y Levy añadieron por parte del PP el compromiso de “generosidad” de aportar y sumar los diputados que obtenga este partido en las urnas al futurible gobierno de cualquiera de las otras formaciones si entre todos pueden constituir una alternativa al nacionalismo e incluso entrar a formar parte de un ejecutivo de concentración entre todos. También, si fuera el hipotético el caso que no contempla en estos momentos ninguna encuesta, a liderar ese teórico gobierno: “Nosotros (el PP) estamos dispuestos a participar y liderar un Govern de concordia y de construcción y libertad en Cataluña”.

El PP, Camacho y Rajoy resaltarán en la inminente campaña catalana que esas elecciones son autonómicas y no plebiscitarias, que el Gobierno español se ha involucrado mucho en ayudar económicamente a esa comunidad y que, mientras tanto, Mas se ha olvidado de los problemas de la gente para volcarse solo en su agenda soberanista.