Podemos: diez preguntas y respuestas sobre el proceso de primarias

La dirección ya ha presentado su lista pero afronta una oposición creciente al reglamento

Las primarias convocadas la semana pasada por la dirección de Podemos para elegir a los candidatos a las próximas elecciones generales han abierto una brecha entre el sector oficialista y los críticos del partido. El debate, que la mayor parte de los dirigentes ha querido plantear de forma pública, refleja una tensión entre las dos almas de Podemos que se respira desde la asamblea fundacional de la formación, celebrada el pasado octubre. En esa tensión estriban los equilibrios que debe hacer el partido entre su aspiración a ser una maquinaria electoral eficaz y su vocación por la democracia interna y la horizontalidad. La cúpula está determinada a seguir con su plan a pesar de que miles de simpatizantes y más de 800 cargos territoriales han firmado el manifiesto Podemos es participación, que exige paralizar el proceso para revisarlo. ¿Por qué?

1. ¿Qué se vota en las primarias de Podemos?

La formación ha planteado tres votaciones, en las que puede participar cualquiera que se inscriba en la página web de la organización: la del candidato a la Presidencia del Gobierno; la de la lista que concurrirá al Congreso de los Diputados y la de la candidatura al Senado. Para presentarse hace falta el aval de un círculo o de un órgano electo del partido.

2. ¿Cuáles son los elementos considerados polémicos?

Hay tres aspectos del reglamento aprobado por el Consejo Ciudadano el sábado 27 de junio criticados por sectores de las bases y núcleos de poder territorial. En primer lugar, los plazos. El proceso, que se inició el pasado viernes y culminará el 24 de julio, se precipitó por las especulaciones de adelanto electoral. Los no oficialistas defienden que solo la cúpula está capacidad para presentar en tan poco tiempo una candidatura bien orquestada. En segundo lugar, el llamado método de voto en plancha. Y en tercer lugar, la obligatoriedad de presentar (en el caso de los aspirantes) y votar (en el caso de los simpatizantes) una lista de circunscripción única al Congreso de los Diputados.

3. ¿Qué supone la circunscripción única o estatal?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La circunscripción única obliga a los votantes de toda España a apoyar a los mismos candidatos en todo el país. Es decir, no por provincias. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha presentado una candidatura a las primarias integrada por 65 personas. El simpatizante de Ponferrada (León) y el de Almansa (Albacete), por ejemplo, votarán, si quieren apoyar la lista completa, a los mismos aspirantes.

4. ¿Cómo se repartirán los candidatos elegidos en primarias en la lista final al Congreso?

A pesar del sistema de circunscripción única, que según el reglamento permitirá a los elegidos escoger la provincia en función del resultado obtenido en las primarias —como si se tratara de una oposición—, los candidatos de la lista de Iglesias ya han acordado las provincias en las que concurrir. No así el orden, que dependerá del resultado y del llamado sistema cremallera —50% y 50% y puestos alternos—.

5. ¿Por qué se critica la circunscripción única y qué argumenta la dirección?

Muchos dirigentes autonómicos y locales, encabezados por la andaluza Teresa Rodríguez, consideran que este método de elección empobrece la representación territorial, puesto que los votantes de las comunidades están llamados a elegir a candidatos que pueden llegar de otras provincias. La dirección no comparte este argumento y defiende, además de la eficacia del método, que corre el riesgo de reproducir el sistema electoral existente. La disyuntiva la planteó ayer Carolina Bescansa, número tres del partido. “Si queremos reproducir el sistema electoral español o si queremos cambiar el sistema electoral, el sistema electoral español pactado entre Manuel Fraga y Alfonso Guerra. No tendría sentido que nosotros reprodujéramos hacia dentro un sistema electoral que queremos cambiar hacia fuera”, dijo.

6. ¿Qué es una lista plancha?

Las primarias de Podemos se han caracterizado desde el nacimiento del partido por la opción conocida como voto en plancha. El simpatizante puede elegir si apoyar a una candidatura entera, mediante ese sistema, o si dar su respaldo a miembros de varias listas, combinando el voto e incluso alterando el orden de los aspirantes. Aunque el partido habilita ambas opciones, los críticos consideran que la gran mayoría de los votantes acaba escogiendo el método de voto en plancha al ser más sencillo, convirtiendo un sistema proporcional en uno mayoritario de facto.

7. ¿Tienen las listas criterios de corrección?

Sí. La dirección de Podemos ha establecido dos criterios. El género y la incorporación de las fuerzas con las que el partido logre sellar finalmente un acuerdo en algunas autonomías: Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia o Baleares.

8. ¿Cómo se completarán las listas?

Pablo Iglesias ha presentado una candidatura de 65 personas, asegurándose así un buen resultado para los cargos de confianza en las principales provincias. No obstante, tras el proceso de primarias aspira a completar la lista con miembros de otros equipos y nuevas incorporaciones de la sociedad civil. Bescansa lo explica así: “La lista es una lista corta y por tanto no representa ni una quinta parte del volumen total de candidatos de Podemos a las próximas elecciones generales, con lo cual esperamos que la confección final de los 350 candidatos incorpore no solamente a mucha más gente de Podemos sino a mucha más gente de todos los ámbitos de la especialización profesional”.

9. ¿En qué consiste en el proyecto de unidad popular de la dirección de Podemos?

La cúpula del partido quiere confluir con la sociedad civil y distintos sectores profesionales. Por esta razón, aseguran sus dirigentes, han rechazado un acuerdo electoral con IU y todo lo que pueda parecerse a un “frente de izquierdas”.

10. ¿Son las primarias de Podemos como las de los otros partidos?

No. Las demás fuerzas que aspiran a ocupar un lugar relevante en el mapa político no han planteado unas primarias para las candidaturas al Congreso y al Senado. Tanto Pedro Sánchez, aspirante del PSOE a La Moncloa, como Alberto Garzón, de IU, o Albert Rivera, de Ciudadanos, se han proclamado candidatos sin pasar por primarias, ya que ningún competidor logró los avales necesarios para concurrir. Pedro Sánchez sí ganó las primarias internas hace un año frente a Eduardo Madina y a José Antonio Pérez Tapias.

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS