Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Margallo asegura que la inversión en Morón sí generará empleo

El PSOE pide a Exteriores que por cada civil estadounidense en la base haya un español

Marines estadounidenses en unos ejercicios en Morón. Ampliar foto
Marines estadounidenses en unos ejercicios en Morón.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado este miércoles en el Congreso que la inversión prevista en el entorno de la base de Morón de la Frontera (Sevilla) se traducirá "necesariamente" en un aumento de los puestos de trabajo en la zona. España firmará un nuevo convenio de cooperación con Estados Unidos que permitirá al país norteamericano desplegar hasta 2.200 marines y 500 civiles en la base, además de 21 aeronaves.

"Va a haber una inversión de 29 millones de dólares [unos 26 millones de euros] que necesariamente tiene que suponer aumento de empleo", ha manifestado Margallo en la sesión de control al Gobierno, en respuesta a una pregunta del diputado Miguel Ángel Heredia (PSOE).

Una enmienda al convenio incrementa 800 efectivos y 14 aeronaves como límite para despliegues temporales, de modo que la base sevillana podrá llegar a acoger hasta 3.000 militares estadounidenses con capacidad de desplegarse rápidamente en el norte de África ante eventuales crisis que pongan en peligro a ciudadanos e instalaciones de Estados Unidos, España y otros miembros de la OTAN.

Estados Unidos tiene en Morón una fuerza de 850 marines cuya presencia, desde el año 2013, venía siendo prorrogada de manera anual. Aunque en un principio Washington buscaba una base en el norte de África para esta fuerza de reacción frente a la amenaza del yihadismo en el Magreb y el Sahel, finalmente ha optado por España como base permanente.

El PSOE afirma que los trabajadores civiles de la base han sufrido ya dos ERE por parte de la empresa norteamericana VBR

El diputado socialista ha reconocido que la reforma del Convenio de Defensa con Estados Unidos es "fundamental para la seguridad" y resulta "buena" para España, si bien ha dicho estar preocupado por los trabajadores civiles de la base, que han sufrido ya dos expedientes de regulación de empleo por parte de la empresa norteamericana VBR.

Según Heredia, 240 trabajadores se han quedado sin empleo a consecuencia de esos ERE y ha advertido al ministro de que "un aumento de los soldados americanos no puede venir acompañado de un aumento del paro y la precariedad", por lo que le ha pedido "un compromiso en sede parlamentaria" para que el Gobierno trabaje para evitar nuevos ERE y para que "por cada civil americano haya un trabajador español contratado por Defensa".

Margallo ha dicho que profundizará más en este asunto la próxima semana cuando comparezca en el Congreso para explicar el acuerdo. En todo caso, el jefe de la diplomacia española ha dejado claro que el convenio es "muy importante" para España por cuestiones de seguridad, sobre todo en un momento en que se ha producido "un aumento de la amenaza en la frontera sur", en referencia a la extensión del terrorismo yihadista al norte de África.

Más información