Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A uno de cada tres titulados le sobra formación en su primer trabajo

Un informe observa que esta tendencia ha crecido cinco puntos desde 2010

Una clase de inglés en la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). Ampliar foto
Una clase de inglés en la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC).

España lidera el ranking de países europeos con una población demasiado cualificada para los puestos de trabajo de los que dispone. El 33% de los jovenes tiene demasiada formación para su primer trabajo tras concluir la carrera —empleo solo reconvertido en indefinido en el 2,5% de los casos—, según los datos ofrecidos este lunes en el informe La contribución de las universidades españolas al desarrollo, de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CyD), integrada por las grandes empresas del país. Desde 2010 este desajuste ha crecido cinco puntos. Incluso, el 6,7% de los empleos —90.000 contratos en valores absolutos— fueron para tareas elementales y no requerían ningún tipo de formación.

Existen grandes diferencias entre zonas. Los menores desajustes se dieron en 2014 en Canarias y Extremadura, regiones con un índice de universitarios por debajo de la media española. En el otro extremo, existe una enorme sobrecualificación en Madrid, Comunidad Valenciana y Castilla y León.

Y, por áreas, hay menos sobreducación entre los egresados en salud, veterinaria, ciencias físicas, químicas, geológicas e ingeniería. Y los que peor: periodismo, servicios sociales, artes... Seis de cada diez de estos últimos necesitarían para su trabajo una formación menor.

"Este problema estructural de sobreeducación comparada en España se mantiene porque no se crean suficientes empleos de alta cualificación susceptibles de ser ocupados por tan elevado número de adultos con titulación superior que hay en España", se lamentan en su informe las grandes empresas, Banco Santander, IBM, Mercadona e Indetex.

Pese a este desfase entre los nuevos trabajadores con título universitario, en términos generales por segundo año consecutivo hubo en 2014 un incremento de los empleos ofrecidos en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). El 15,7% fueron trabajos de alta cualificación, frente al 9% de 2013. También las condiciones laborales de los graduados son mejores de las de quienes tienen una formación menor. El 12,6% tiene un trabajo parcial frente al 14,9% de los otros y el 19,2% empleos temporales frente al 22%.