Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué aumenta la presión interna por las primarias de Podemos?

Las críticas al método de voto aprobado están relacionadas con el espíritu fundacional del partido, la apertura y la horizontalidad

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Anova, Xosé Manuel Beiras. Ampliar foto
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Anova, Xosé Manuel Beiras. EFE

La presión de las direcciones autonómicas que piden una rectificación del reglamento de primarias aprobado por el Consejo Ciudadano de Podemos se ha intensificado a lo largo de la semana. A una dura resolución de Baleares, que rechaza el llamado voto en plancha y la circunscripción única para el Congreso de los Diputados, se ha sumado Aragón, la comunidad liderada por Pablo Echenique, que solicita ampliar el calendario para que se celebren en septiembre.

Mañana se reúne en Cádiz el Consejo Ciudadano andaluz de Podemos, un órgano encabezado por Teresa Rodríguez, que el pasado sábado rechazó el reglamento de primarias y ha manifestado su disconformidad con el sistema de representación territorial que implica la circunscripción única, en la que todos los votantes deben expresar sus preferencias por aspirantes de toda España. Sobre la mesa, las fórmulas de oposición a ese método, defendido este viernes una vez más por la dirección, con Pablo Iglesias a la cabeza.

Sin deuda bancaria

Podemos ingresó 462.249 euros entre enero y marzo de 2015 y gastó cerca de 650.000. Las aportaciones a la formación de Pablo Iglesias proceden, según el informe contable publicado en su portal de transparencia junto a una auditoría externa de las cuentas de 2014, de donaciones de los simpatizantes y transferencias de sus cargos públicos, que hasta marzo se limitaban a los cinco representantes en el Parlamento Europeo. El partido presume de no tener deuda bancaria y de financiarse solo a través de donaciones o, en el caso de la campaña de las autonómicas y municipales, de microcréditos.

“Es lamentable ver cómo la mayoría de formaciones políticas con representación parlamentaria dependen para su supervivencia financiera de los bancos, a los que luego se deben a través de sus políticas. Estamos orgullosos de saber que realizamos un trabajo ejemplar para sacar adelante un proyecto independiente que solo depende de la gente”, señaló Segundo González, responsable de responsable de finanzas y transparencia de la organización. De la cantidad ingresada en 2015, 8.975 euros corresponden a la venta de entradas para el acto de cierre de campaña de las elecciones andaluzas del pasado 22 de marzo, celebrado en el Velódromo de Dos Hermanas (Sevilla).

El líder de la formación mantuvo durante su visita a Galicia que el reglamento permite que “cualquier persona se presente y que cualquier ciudadano se inscriba para votar”. Además, negó que vaya a presentar una lista completa —con 350 nombres—, aunque defendió el voto en plancha para que “la gente tiene que tener la posibilidad de apostar por equipos”.

La cúpula no tiene intención de rectificar, pero las críticas continúan. ¿Por qué? Porque un sector del partido, que ahora coincide con núcleos de poder territorial, considera que la apertura, el pluralismo y la horizontalidad que han caracterizado a Podemos desde su fundación deben mantenerse o aumentarse. Y porque ven sano que el debate, que siempre se ha dado en Podemos, se celebre de forma pública. Las primarias empiezan hoy y culminarán el 24 de julio. En los próximos días seguirán las presiones de los críticos y la dirección intentará convencerles de la eficacia del reglamento. Ese será el debate en torno a unas elecciones que, en cualquier caso, difieren de las demás.

Podemos ha planteado unas primarias para las elecciones generales distintas a las de los principales partidos. Tanto el líder PSOE, Pedro Sánchez, como el de Ciudadanos, Albert Rivera, o el de IU, Alberto Garzón, se han proclamado candidatos sin pasar por una votación, puesto que ningún competidor ha logrado los avales necesarios para presentarse —el secretario general de los socialistas sí ganó hace un año las primarias internas frente a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias—. En el PP no existen, pese a que algunos sectores las reclaman. La formación emergente, además, convocó tres votaciones: una para el aspirante a La Moncloa, otra para la candidatura al Congreso y una tercera para el Senado. Y solo se necesita el aval de un círculo para concurrir. A pesar de estas premisas, algunos dirigentes ven desatinado el reglamento por el listón que se autoimpuso el partido, junto a sus simpatizantes, desde sus inicios.