Alaya y su sucesora pelean por las causas del juzgado de los ERE

Las dos jueces cuestionan la decisión del Tribunal Superior andaluz para repartir los casos

Alaya, a su llegada a los juzgados.
Alaya, a su llegada a los juzgados.Paco Puentes

La juez Mercedes Alaya y su sucesora como titular en el Juzgado de los ERE, María Núñez Bolaños, no ocultan ya su enfrentamiento para retener las macrocausas que se instruyen en el Juzgado 6 de Sevilla. Las dos magistradas han enviado escritos al Poder Judicial en el que rechazan el reparto de trabajo establecido por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) entre la nueva titular y Alaya, que ha obtenido una comisión de servicio para permanecer en el juzgado.

El Consejo General del Poder Judicial preveía ratificar hoy el reparto de trabajo que había aprobó el TSJA, pero ha aplazado su decisión y ha ordenado al alto tribunal andaluz que ponga orden en el juzgado para acabar con el enfrentamiento entre las magistradas. La duda es, sobre todo, quién se queda al frente de los ERE, ya que el TSJA decidió que el caso siguiera en manos de Alaya, a lo que se opone la nueva titular.

La imputación por malversación de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán y la posibilidad de que el Supremo envíe el caso a Sevilla al haber dejado ambos de estar aforados, añade interés judicial y político a la instrucción del caso. El alto tribunal andaluz se lo adjudica de momento a Alaya, lo que ha motivado un escrito de queja de Núñez, que cree que el TSJA ha invadido una competencia que le corresponde a ella como juez titular.

Tras el escrito de Núñez, Alaya ha presentado otro en el que insiste en que no quiere conservar solo los ERE, sino también los cursos de formación y los avales a empresas, las dos nuevas causas que pueden poner a la Junta contra las cuerdas los próximos años y que, en principio, han quedado en manos de Núñez.

La nueva juez titular da muestras de que no va a amedrentarse por la presencia de Alaya. La semana pasada, nada más tomar posesión, inició los trámites destinados a dividir el caso de los ERE en tres bloques (uno de ellos solo para la parte política), tal y como la fiscalía ha pedido en varias ocasiones. La decisión podría producirse la próxima semana y la Audiencia Provincial ha movido ficha para pronunciarse al respecto antes de que la juez decida en solitario “dada la relevancia del asunto objeto de debate”. Los jueces pretenden adelantarse a Núñez para evitar más recursos en caso de que esta busque tomar una resolución en breve.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS