Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Infanta y Urdangarin todavía deben pagar más de 13 millones de fianza

La pareja ha depositado casi 2,4 millones, dinero obtenido con la venta del palacete

La casa de los duques de Palma en Pedralbes. Ampliar foto
La casa de los duques de Palma en Pedralbes.

La infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin, han depositado casi 2,4 millones de euros, como parte de la fianza que deben pagar tras haber sido imputados en el caso Nóos. La cantidad es fruto del dinero logrado por la venta del palacete de Pedralbes, por 6,9 millones, una vez levantada la hipoteca bancaria de 4,3 millones. Así lo ha expuesto en una providencia el juez José Castro, que concluye las piezas de responsabilidad civil del también llamado caso Urdangarin con la recogida de fondos.

El magistrado, que había trabado el palacete con un embargo y tutelado las condiciones de venta, ha destinado la partida a partes iguales. La suma de las dos fianzas individuales asciende a 16,1 millones de euros: Urdangarin carga con fianza de 13,5 millones y la Infanta, con 2,6 millones. Es decir, con los fondos aportados ahora en el juzgado, aún quedan pendientes casi 13 millones de euros.

La Infanta, antes de conocer que el juez Castro le iba a fijar una fianza de 2,6 millones, había depositado en la cuenta judicial 600.000 euros. Esta cifra es la que el fiscal Pedro Horrach le reclama como beneficiara —a título lucrativo, no penal— de los fondos malversados por su esposo. El magistrado procedió al embargo de los bienes inmuebles que Urdangarin y la Infanta tienen en Palma y Cataluña, derivados de sus negocios con el Instituto Nóos.

Más información