CAMBIOS EN EL PP

Rajoy apura la presentación de sus cambios en el partido y el Gobierno

El líder del PP convoca este jueves por la tarde al Comité Ejecutivo Nacional para, supuestamente, reorganizar su partido

Los hipotéticos cambios en el Gobierno que Mariano Rajoy no termina de presentar se unirán, previsiblemente, a la reorganización que el líder del PP ha ideado para su partido, siempre pensando en las próximas elecciones generales. Rajoy ha citado esta tarde al Comité Ejecutivo Nacional del PP para analizar la situación tras las elecciones del 24 de mayo y formalizar los cambios en la formación. En esa fórmula se incluiría un comité de campaña, dirigido por una persona que también asumirá las riendas del partido, según aseguran fuentes del PP.

José Manuel García-Margallo, uno de los políticos más veteranos del PP y de los escasos ministros del círculo de confianza de Rajoy, no ha querido hacer pronósticos sobre los anunciados cambios. "Rajoy ha demostrado que sabe muy bien lo que quiere y maneja muy bien los tiempos. No seré yo quien le dé consejos ni quien presuma de interpretar su voluntad", ha dicho el ministro de Asuntos Exteriores en un desayuno organizado en Sao Paulo por la agencia Efe.

Más información

En plena tormenta sobre una inminente remodelación del Gobierno, Margallo se ha embarcado en un viaje de casi una semana a Haití y Brasil, como si los cambios no fueran con él. Eso sí, ha bromeado con los periodistas sobre la posibilidad de adelantar sus vacaciones si es sustituido en el puesto. Ni él mismo parece creerlo, ya que su agenda está casi completa hasta el final de la legislatura.

Rajoy ya había dicho que los cambios en el Gobierno y el PP que solo están en su mente y que se llevarían a cabo antes del verano. Ministros y dirigentes del PP no descartan ahora, nerviosos y en un proceso nuevo de críticas, que los oficialice antes de la cita en el partido o que los deje incluso para la semana que viene.

Primero, el 25 de mayo, en una inusual rueda de prensa en la sede del PP en la calle madrileña de Génova para comentar el varapalo de las urnas del 24-M, Rajoy dijo que no habría cambios ni de políticas ni de personas en el Gobierno y el PP.

Desde la dirección del PP ya hay dirigentes que cuestionan, aún en el anonimato, el comportamiento de ministros como Cristóbal Montoro durante toda la legislatura por las formas y la “falta de piel” con que se han presentado las principales reformas económicas. Otros barones regionales, como han hecho desde Castilla y León el presidente Juan Vicente Herrera y sus portavoces, han reprochado una actitud similar a ministros como José Manuel Soria.

El presidente ha hablado con muchos ministros y dirigentes del partido estos días, ha escuchado sus opiniones, sus ideas y sus propuestas, pero no ha compartido con ellos ningún nombre. El diagnóstico sí parece claro: al Gobierno y al PP le ha faltado comunicar mejor y conectar más con los ciudadanos normales, con la clase media y con el votante propio, que lleva ya más de un año enviándoles avisos de su malestar con su abstención en varias votaciones.

A Rajoy, además, no le gusta nada que le manejen su agenda, sus tiempos ni su capacidad de reacción. Solo modifica sus hábitos ante causa de fuerza mayor. La composición de su Gabinete, de su equipo en el PP y la fecha de las elecciones generales son de su única competencia. Es lo que repiten sus colaboradores más próximos.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50