Indiferencia ciudadana con el portal de transparencia

La página web apenas ha recibido 1.900 peticiones de información en cinco meses

Portal de la Transparencia del Gobierno de España.
Portal de la Transparencia del Gobierno de España.EL PAÍS

El portal de transparencia que el Gobierno estrenó el pasado 10 de diciembre languidece con apenas 10 solicitudes de información al día. El desinterés ciudadano se evidencia también en las páginas vistas: 3,2 millones hasta el 13 de mayo. A modo de comparación, la edición digital de EL PAÍS tiene unos tres millones de páginas vistas al día. Ni siquiera una campaña publicitaria realizada en marzo consiguió paliar la indiferencia ciudadana. Durante dos semanas, el Gobierno puso anuncios en medios tradicionales e Internet, pero apenas tuvieron impacto.

“Los números pueden parecer bajos”, reconoce un portavoz de Presidencia, que no quiere hablar de fracaso. “Al revés, las cifras indican interés pero demuestran que la transparencia es una cultura que se ha instaurado en la Administración y que ahora tiene que ir consolidándose en la sociedad española. Es algo nuevo y es lógico que vaya extendiéndose”, añade. Ahora lo que falta es la labor de difusión, concede, y reconoce que la campaña de marzo fue “excesivamente modesta por razones presupuestarias”.

Más información
El Gobierno se abre a la transparencia con trabas y límites
El portal de transparencia arranca con 500.000 datos
El primer registro de las ‘puertas giratorias’
El director de Gabinete de Rajoy, el mejor pagado de la Presidencia
La nueva ley deja a España en el puesto 64º del ‘ranking’

El portal de transparencia se lanzó en cumplimiento de la ley que aprobó un año antes el Ejecutivo de Mariano Rajoy y que permitió que España dejara de ser el único país europeo sin una norma que facilitara el acceso de sus ciudadanos a la información pública. Sin embargo, esta herramienta nació con varias limitaciones y trabas que con el paso de los meses no se han corregido. La dificultad de acceso es una de ellas.

Para entrar al formulario y pedir cualquier dato se exige tener DNI electrónico o un certificado digital o bien solicitar unas claves que requieren dar un número de cuenta bancaria que le conste a la Agencia Tributaria (y esperar el envío de un código al domicilio fiscal). El DNI electrónico requiere un lector y software adicional y apenas se usa: un informe reciente de la Fundación Orange asegura que solo en un 0,02% de los trámites que se pueden hacer con la Administración se usa DNI electrónico. La información de libre acceso, la que no exige registrarse, apenas ofrece novedad respecto a lo que ya se podía encontrar en otras fuentes, como el BOE.

“El sistema tiene que ser seguro desde el punto de vista de la identificación fehaciente”, explica el portavoz de Presidencia, que sin embargo reconoce que su departamento ha pedido al Ministerio de Hacienda que “busque alguna manera de hacerlo más sencillo”. “No es un elemento de disuasión, sino de seguridad”, añade, y apunta al bajo porcentaje de desistimientos: solo abadona el 2% de quienes inician el registro para pedir información.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Interesa lo económico

 A 13 de mayo, el portal de transparencia llevaba 506.576 visitas y 3,2 millones de páginas vistas. Es decir, cada persona que entró pinchó, de media, en algo más de seis informaciones recogidas en el portal. Las solicitudes de información suman 1.959, con una media en el mes de marzo, cuando se lanzó la campaña, de 10 diarias. Quien se registra se limita a pedir un único dato: la media de solicitudes de un mismo solicitante es de 1,03.

A los ciudadanos les interesan principalmente aspectos económicos y “de orden cuantitativo”, explican estas fuentes. Por número de peticiones, los ministerios que más han tenido que contestar son el de Presidencia (que agrupa tanto al ministerio como a la presidencia del Gobierno), el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, el de Interior y el de Fomento, por este orden. Estaba previsto que el portal de transparencia publicara en abierto las respuestas a las cuestiones más repetidas, o las que tuvieran mayor interés general, pero por ahora apenas se han difundido un par de respuestas.

La campaña de publicidad costó unos 500.000 euros. “Habría que haber gastado más para llegar a más”, reconoce Presidencia. Durante la campaña “se notó un cierto incremento en visitas y solicitudes”, pero “es cuando un medio de comunicación publica algo sobre el portal cuando más lo visitan los ciudadanos”.

Sobre la firma

Elena G. Sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS