Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ocho claves de los programas de Ada Colau y Manuela Carmena

Así tratan sus programas electorales ocho puntos clave para una gran capital como el agua, el empleo o los horarios comerciales

Ada Colau y Manuela Carmena Ampliar foto
Ada Colau (izquierda) y Manuela Carmena, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Ada Colau, en Barcelona, y Manuela Carmena, en Madrid. Son las estrellas revelación de las elecciones del 24M liderando formaciones de nuevo cuño como Barcelona en Comú y Ahora Madrid. Sus programas, y la posibilidad de que finalmente puedan aplicarse, han despertado gran interés. Así tratan sus respectivos programas electorales ocho puntos clave para una gran capital como el agua, el empleo o los horarios comerciales.

AGUA

  • Ahora Madrid quiere “un acceso al agua público y racional”. Además de garantizar el suministro a los hogares que no puedan pagarla, creará un observatorio “como organismo de control” que audite la gestión del agua, ahora en manos del Canal de Isabel II, y “promueva un debate público”, previsiblemente para recuperar esa competencia ahora cedida a la Comunidad de Madrid.
  • Agua. Barcelona en Comú es partidaria de “impulsar una revisión profunda del proceso de privatización del proceso de la distribución y del saneamiento del agua”. El objetivo final es “alcanzar la municipalización del agua y una gestión pública y democrática”. La candidatura pone como ejemplo ciudades como París, Berlín o Nápoles, “que están demostrando que la remunicipalización aporta muchos beneficios a la ciudadanía”.

DESAHUCIOS

  • Ahora Madrid se compromete a poner “todos los medios y recursos municipales” para paralizar los desahucios y desalojos de primera vivienda. Dado que la Administración tiene posibilidades limitadas de frenar un lanzamiento por orden judicial, los esfuerzos de Manuela Carmena se centran en establecer un mecanismo de colaboración con la justicia para que, antes de que se produzca, el Ayuntamiento tenga la posibilidad de encontrar una vivienda alternativa a los afectados.
  • La futura alcaldesa de Barcelona es fundadora de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y fue su portavoz durante cinco años, por lo que esta es una cartera que conoce bien. BComú propone aumentar los recursos de las oficinas de vivienda y que puedan mediar con los propietarios. También quieren crear una mesa de negociación con “entidades financieras, fondos buitres y grandes propietarios para que quienes no puedan pagar se puedan quedar en casa pagando un alquiler social”. Otra propuesta es que el ayuntamiento pueda aplicar el derecho de tanteo y retracto en la compraventa de pisos hipotecados con familias en riesgo de vulnerabilidad, además de ampliar el parque público de alquiler para los casos en los que no sea posible evitar el desahucio.

HORARIOS COMERCIALES

  • Es una competencia regional que no aparece tratada en el programa electoral de Ahora Madrid.
  • En el capítulo de defensa del comercio de proximidad, el programa de BComú promete “participar activamente en el impulso de alternativas a la desregulación de los horarios promovida por el PP”.

EMPLEO

  •  “Generar empleo estable, digno y equitativo” cruza todas las áreas del programa electoral de Ahora Madrid. Algunas medidas son convertir la agencia municipal de empleo en una agencia de colocación; desarrollar en los primeros 100 días de gobierno un plan urgente de inserción laboral de jóvenes y parados de larga duración; o reorientar el sector de la construcción hacia la rehabilitación y la eficiencia energética.
  • El plan de choque para Barcelona prevé crear 2.500 empleos con una inversión de 50 millones. Un plan que tiene dos patas. Una, la formación, con “un programa de formación y creación indirecta de empleo sostenible en sectores como la rehabilitación de vivienda, la gestión de residuos, el comercio de barrio, la atención a las personas y la economía cooperativa”. Y dos, un programa que prevé “que el ayuntamiento tenga en cuenta las condiciones laborales de sus proveedores, revisar las cláusulas de los contratos vigentes y aumentar las inspecciones en el sector turístico”.

 POBREZA ENERGÉTICA

  • Ahora Madrid se compromete a “garantizar los suministros básicos (luz, gas y agua) a todos los hogares en imposibilidad de pagarlos”. Demandará además “una reducción del tramo fijo de la factura a la población en situación de pobreza, evitando el corte de suministro por impago”.
  • Con el objetivo de garantizar los suministros y poner fin a los cortes, BComú propone auditar “los servicios para determinar los costes reales y el origen y destino de los beneficios de las compañías”. También crear una oficina para seguir los casos, articular “tarifas ambientales y justas” e impulsar una propuesta “energética integral que contribuya a eliminar la pobreza energética de forma estructural”. Otra propuesta, en caso de que las eléctricas desoyan sus peticiones, es crear una tasa por ocupación del espacio público.

TRANSPORTE PÚBLICO

  • Quiere “reestructurar” las tarifas para que sean “más acordes a la renta real, incluyendo el abono social y familiar y apostando por el billete único intermodal”, que incluiría la bicicleta pública. Para eso, sin embargo, necesita “incrementar el peso del Ayuntamiento en la toma de decisiones del Consorcio Regional de Transportes”, controlado por la Comunidad.
  • La gran apuesta es convertir el transporte público metropolitano “en un sistema único intermodal que integre las redes de metro, bus, tranvía, la bicicleta pública y el coche compartido”. BComú propone rescatar el polémico proyecto de unir los dos tranvías que circulan por los extremos de la Diagonal (recién reformada sin incluir este transporte), mejorar la oferta de buses que cubren pequeños trayectos en los barrios periféricos y exigir a la Generalitat que termine las obras de la Línea 9 del metro hasta el barrio de la Zona Franca.

 ANTIDISTURBIOS

  • Ahora Madrid quiere “fomentar la sensibilidad hacia las minorías” de los agentes de Policía Municipal, con “formación continua sobre la situación social y económica de los madrileños, atendiendo a las desigualdades de procedencia, renta, género, identidad sexual”. No menciona en particular a las unidades antidisturbios, pero quiere asegurar que todos los agentes “estén identificados de forma visible y que facilitan su identificación ante el requerimiento ciudadano”.
  • La Guardia Urbana de Barcelona cuenta con 400 efectivos en la UPA, la unidad antidisturbios. Es una unidad anterior al despliegue de los Mossos d’Esquadra, de manera que ahora en la capital catalana hay dos unidades de estos agentes. La candidatura que lidera Colau mantiene que “tratándose de un cuerpo represivo está sobredimensionada” y sugiere recolocar estos agentes en tareas de policía mediadora o de proximidad.

SUELDOS Y DIETAS

  • La alcaldesa cobrará 45.402 euros brutos anuales, frente a los 100.000 que percibe ahora Ana Botella. Los concejales, 36.321 euros brutos anuales, frente a los 62.010 que perciben los ediles sin responsabilidad de gobierno. En este último caso, es cuatro veces el salario mínimo interprofesional español (649 euros). Los concejales de distrito recibirán 39.318 euros (ahora son 91.780); los tenientes de alcalde y miembros del gobierno, 42.314 euros (ahora, 93.820 euros); y el vicealcalde, si lo hay, 45.402 euros (ahora, 97.900). El resto del dinero se donará, sin especificar adónde. Cada concejal tendrá derecho sólo a nombrar a un cargo de confianza. Ahora hay 82 asesores a dedo en las áreas de gobierno, 42 en los distritos y 86 en los grupos municipales.
  • Esta es una cuestión que en el caso de Barcelona en Comú es previa al programa: está fijada en el Código Ético que firmaron todas las formaciones al integrarse en la alianza. El capítulo “acabar con los privilegios”, contempla revisar los salarios (fija un tope de 2.200 euros mensuales para los cargos electos, gerentes y de libre designación), eliminar coches oficiales y dietas “injustificadas como las que se pagan por acudir a reuniones”.

Más información