Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un teléfono 24 horas para asistir a médicos que sufren agresiones

El colegio madrileño crea un servicio para asesorar a los facultativos que se vean en peligro

En junio dará un curso de defensa personal para mujeres, las que más agresiones padecen

Pasillo del ambulatorio de Puerta del Ángel, en el distrito de Latina. Ampliar foto
Pasillo del ambulatorio de Puerta del Ángel, en el distrito de Latina.

En los últimos cinco años se han registrado más de 2.000 agresiones a médicos en España, según el Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC). Este organismo, que se puso en marcha en 2009 a raíz de la muerte de la doctora María Eugenia Moreno --una residente de 34 años asesinada por un paciente mientras trabajaba en un centro de salud de Moratalla (Murcia)-- lleva cinco años documentando los casos de amenazas, lesiones y  coacciones que sufren los médicos en los hospitales y centros de salud españoles.

El número de agresiones a médicos disminuyó el 2,8% en 2014 respecto al año anterior, pero también el número de denuncias. Para ayudar a estos facultativos, el Colegio de Médicos de Madrid (Icomem), el que cuenta con mayor número de afiliados de España, ha presentado hoy un teléfono de asistencia para los que se sientan en peligro o hayan sufrido algún tipo de agresión, tanto verbal como física. Está pensado también para prevenir que ocurran en el futuro.

El número de teléfono 660 70 80 90, que estará disponible desde el próximo 1 de junio las 24 horas del día y será totalmente gratuito, recibirá el aviso de la agresión del colegiado y le ayudará en todo el proceso de acompañamiento y asesoría, según ha explicado hoy en un comunicado el Colegio de Médicos. La persona que atienda las llamadas les guiará para que rellenen correctamente el parte (relación de hecho y de lesiones, si las hubiere) y para que incluyan toda la información necesaria para presentar la denuncia. También tendrán un servicio gratuito de asesoría jurídica posterior hasta completar todo el proceso, precisa el Icomem.

Expertos de la Guardia Civil y la Policía Nacional, además de profesionales de la seguridad privada, han asesorado al colegio para gestionar los protocolos de actuación ante las agresiones a médicos. Uno de cada tres facultativos agredidos sigue sin acudir a los tribunales, según advirtió en marzo pasado el Observatorio Nacional de Agresiones. El mayor porcentaje de agresiones se produce en el sector público (83%) y en el ámbito de la atención primaria (48%).

El Congreso de los Diputados aprobó en marzo la reforma del Código Penal que establece que agredir a médicos o profesores cuando trabajan es atentado contra la autoridad y conlleva hasta cuatro años de cárcel. En lo que va de 2015, el Colegio ha registrado 40 solicitudes de ayuda ante agresiones, precisaron sus responsables. La vicepresidenta de la institución, Ana Sánchez, señaló que el teléfono pretende que el médico agredido "se sienta acompañado y protegido tras la agresión", informa Europa Press. Asimismo, aseguró que han observado en la Comunidad de Madrid "no se denuncia" cuando un profesional sanitario es agredido física o verbalmente.

"Es imprescindible que el médico se sienta respaldado por su colegio, acompañado y protegido tras la agresión. Uno de los objetivos de la institución es asegurar la calidad asistencial en la sanidad y esperamos que con este teléfono los colegiados se sientan apoyados, asesorados y seguros en el desempeño de su trabajo", señala la nota de la institución. De los 344 casos de violencia registrados en 2014, el 18 % conllevaron lesiones y, de ellos, un 12 % necesitó baja laboral, que aumentó desde el 9 % del año anterior.

Curso de defensa personal

El Colegio de Médicos madrileño también tiene previsto organizar el próximo mes de junio un curso gratuito teórico práctico de defensa personal dirigido a mujeres, ya que son ellas las que sufren la mayor parte de las agresiones, según la nota de la institución. Se trata de ayudarlas a prevenir los ataques.

También el Ministerio de Sanidad ha elaborado recientemente el primer Informe sobre agresiones a profesionales del Sistema Nacional de Salud. Se trata del primer documento oficial sobre este tipo de agresiones. Entre otros datos, el estudio revela que en el período estudiado (entre 2008 y 2012), más de 30.000 profesionales sufrieron agresiones en España. Estos hechos se produjeron tanto en centros de atención primaria, con un 51% de los casos, como en hospitales, y el 72% de las víctimas fueron mujeres.