Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía investiga por blanqueo una campaña del PP en Alicante

Anticorrupción asume el caso tras la confesión a EL PAÍS de un publicitario

Enrique Ruiz Córcoles relató que le pagaron con billetes de 500 y en b

Enrique Ruiz, publicitario de la campaña del PP en Alicante. Ampliar foto
Enrique Ruiz, publicitario de la campaña del PP en Alicante.

La Fiscalía Anticorrupción investiga un presunto fraude y blanqueo de capitales en la campaña electoral del PP en las elecciones municipales de 2007 en Alicante que coordinó la entonces concejal de urbanismo y luego alcaldesa Sonia Castedo que cesó en su cargó el pasado mes de diciembre.

La investigación intenta determinar si la citada campaña electoral superó los límites legales que marca la ley, si se pagó en dinero negro y si fue financiada en parte por el constructor Enrique Ortiz y otros promotores locales y nacionales. También, si los gastos publicitarios se dividieron fraudulentamente entre varias concejalías del Ayuntamiento para evitar que superaran determinadas cantidades y otorgarlos sin concurso.

La iniciativa de la Fiscalía Anticorrupción es consecuencia de las declaraciones a EL PAÍS de Enrique Ruiz Córcoles, de 49 años, el publicitario que dirigió la citada campaña electoral y que entonces era un hombre de confianza de Castedo, según reconocen fuentes policiales y judiciales. El fiscal Felipe Briones, delegado de Anticorrupción en Alicante, dirige la investigación.

Ruiz Córcoles ha sido llamado a declarar como imputado y se ha ratificado ante agentes de la brigada de Blanqueo de Capitales en todas las manifestaciones que realizó a este periódico el pasado mes de noviembre. “He contado todo lo que ocurrió. No tengo ningún miedo a la verdad”, asegura el entonces dueño de la agencia ER Backspin. Durante el interrogatorio la policía mostró especial interés en los presuntos concursos amañados y en los pagos en dinero negro. "El presupuesto excedía lo que podía dar una sola concejalía, así que lo trocearon. Me avisaban de cual era la mejor oferta de los competidores para que la mejorara”, afirma.

Me avisaban de cual era la mejor oferta para que la mejorara

Según el testimonio del publicitario, la campaña electoral costó 450.000 euros, pero preparó una factura por sus servicios de 21.000 porque la Ley Electoral impedía gastar más. “Me dieron 35.000 euros en b en el despacho de Luis Diaz Alperi (ex alcalde de Alicante), que estaba con Sonia Alegría (concejal del PP). Me hizo contar el dinero delante de ellos. Posteriormente, durante la conversación comenté cómo fabricaban tan bonitos los billetes de 500. Sonia me dijo: ‘Esto lo mandan de Madrid’.

Ruiz asegura que estos hechos ocurrieron tres o cuatro días después de la jornada electoral. Alperi y Alegría lo niegan. En el caso Gürtel que se se instruye en Valencia, la Agencia Tributaria atribuye el pago de 88.000 euros en dinero b de parte de esa campaña del PP a “Sonia”.

El publicitario afirma que no firmó ningún contrato con el PP y que el resto de lo acordado se lo abonaron varios constructores, entre los que cita a Enrique Ortiz. “Ortiz me pagó en billetes unos 30.000 o 40.000 euros. Fui a sus oficinas en Alfonso X El Sabio y una secretaria me dio un sobre diciéndome: Esto han dejado para tí”. El constructor niega el presunto pago. Según Ruiz, Ortiz regalaba joyas y relojes de 6.000 euros a Castedo y a otros concejales: “Entonces la corrupción era lo normal. Yo he visto como les llevaban al coche neceseres. A Alperi con bolsas negras liadas, aunque nunca ví lo que iba dentro”.

La campaña electoral que investiga Anticorrupción aupó a la alcaldía a Luis Díaz Alperi, al que luego sucedió Castedo, una periodista reconvertida en política. Castedo está imputada junto a Ortiz por amañar supuestamente el Plan General Urbano de la ciudad y en el dominado caso Rabassa. El publicitario asegura que sigue sin cobrar los 140.00 euros que asegura le debe el PP.

investigacion@elpais.es

Más información