Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La agrupación de Podemos aspira a liquidar 20 años de PP en Cádiz

Un profesor, antiguo miembro de cristianos de base y comparsista del Carnaval amenaza la hegemonía de Teófila Martínez

Jose Maria Gonzalez, a la derecha, escucha a un vecino sus problemas con la vivienda. Ampliar foto
Jose Maria Gonzalez, a la derecha, escucha a un vecino sus problemas con la vivienda. EL PAIS

A José María González pocos le conocen por su nombre. Pero su apodo, Kichi, resuena por cada rincón de Cádiz. Es el holandés más gaditano. Nació hace 39 años en Rotterdam de padres emigrantes y volvió a Andalucía con cuatro. A los 14 ya cantaba en agrupaciones de Carnaval. Este año ha llegado a la semifinal con la comparsa Los Imprescindibles. Se crió y aún vive con dos hijos y su pareja, la líder de Podemos andaluza, Teresa Rodríguez, en el humilde barrio de La Viña de la capital gaditana, donde comenzó su compromiso con niños en riesgo de exclusión a través del grupo de cristianos de base de La Divina Pastora. Ahora aspira a ser alcalde de Cádiz y, si se repitieran los resultados de las últimas autonómicas (Podemos fue el partido más votado en la capital), algo que las encuestas no dan por hecho, podría arrebatarle el cargo a la popular Teófila Martínez, que ha cumplido 20 años con el bastón de mando.

Actuación de la comparsa Los Imprescindibles en la última semifinal del Carnaval de Cádiz. El candidato José María González ocupa el primer lugar de la derecha del espectador.

Es profesor de instituto y delegado sindical de Ustea. En la marea verde en contra de los recortes en la educación pública y en las movilizaciones del 15-M se fraguó la amistad con la actual portavoz de Podemos. Pero la afición de ambos por el Carnaval y el compromiso con los movimientos sociales los tenían ya desarrollados.

Kichi pasa a formar parte de la corriente Izquierda Anticapitalista y se integra en Podemos porque, según explica, “llega un momento en que hay que pasar del ‘No nos representan’ a apostar por las propuestas políticas”. En los círculos gaditanos empiezan a requerirle, con la contestación de algunos grupos que finalmente quedaron excluidos, que abandone el segundo plano en el que siempre se había mantenido a la primera fila. Y finalmente da el paso para presentarse con la agrupación Por Cádiz Sí Se Puede, que integra a simpatizantes de su formación y otros colectivos. “Nuestro equipo es plural y diverso. Hay de todo, desde gente de zonas humildes y desempleados a médicos, ingenieros y profesores”.

La situación de Cádiz es de ruina y no solo por Teófila. PP y PSOE han hecho política contra la gente

Cree que la situación de Cádiz (con un 42% de desempleo que se eleva al 70% entre los jóvenes) “es de ruina, no sólo por Teófila [como es conocida la candidata del PP] sino también por el PSOE”. Detalla que hay más de 400 infraviviendas en el casco histórico mientras 6.800 casas siguen vacías y la población decae. “Han hecho política contra la gente”, afirma al mismo tiempo que critica el “mamotreto”, como califica a un enorme segundo puente sobre la bahía que construye Fomento y que se inaugurará en verano.

“Tenemos recursos, conocimientos e infraestructura para salir de la crisis. La solución al paro tiene que venir de las energías renovables, de la diversificación de empresas tan importantes como Astilleros”, asegura mientras asiente Pedro Castilla, un miembro de un grupo de profesionales de alta cualificación que está detrás del proyecto económico de la ciudad.

Cree que el Ayuntamiento se ha convertido en una “empresa de trabajo temporal dedicada a privatizar servicios” y afirma que, solo con el rescate del servicio de basuras, cuya concesión finaliza en 2016, se podrían ahorrar dos millones de euros al año.

Tenemos recursos, conocimientos e infraestructura para salir de la crisis. La solución al paro tiene que venir de las energías renovables, de la diversificación de empresas tan importantes como Astilleros

Kichi anda por Cádiz y es difícil pasar por un rincón donde no le jaleen. Junto a la iglesia en la que comenzó su militancia social una vecina le pide que entre a ver el desvencijado edificio en el que malviven una docena de vecinos y ella tiene la tienda. En el ático, un joven repartidor le muestra su casa, una habitación con un minúsculo baño y una cocina de escasamente metro y medio cuadrado. La pared está llena de moho y relata que cuando llueve el piso se inunda. El propietario no arregla el inmueble y sus inquilinos no son capaces de asumir los costes. “Esto no puede ser”, afirma el candidato, quien asegura que con el 0,5% del presupuesto municipal arreglaría la situación y lamenta que no hay un plan de vivienda en Cádiz.

Las últimas elecciones autonómicas, el pasado 22 de marzo, situaron a Podemos como primera fuerza política en Cádiz con el 28,8% de los votos seguida del PP (25,68%), PSOE (20,71%) y Ciudadanos (11,88%). Las encuestas no auguran una repetición de resultados y González se niega a vaticinar pactos. “Después hablaremos”, zanja.

Prefiere centrarse en las propuestas, como recuperar los autobuses urbanos para el Ayuntamiento, conseguir que no haya parada a más de siete minutos de distancia ni que demoras superiores a ese tiempo, resucitar la escuela de hostelería o convertir en atractivo turístico las Cuevas de María Moco, las antiguas grutas que recorren el subsuelo del casco histórico de Cádiz.

Después hablaremos", afirma el candidato sobre los pactos

Castilla se suma con la defensa de un proyecto integral de reindustrialización basado en el sector naval, diversificado hacia las energías renovables, el aeronáutico y la pesca, entre otros, como el turismo. Y ante la pregunta de si no entra en contradicción su convicción pacifista con la defensa de la industria militar naval, Kichi replica. “Primero, el hambre”.