Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El buque incendiado será remolcado este martes a Sagunto

El traslado de la embarcación se produce una semana después del accidente marítimo

Imagen del ferry "Sorrento"
Imagen del ferri 'Sorrento', el pasado miércoles, a 20 millas de Mallorca.

El ministerio de Fomento “dio su conformidad” a última hora de la tarde, al plan de remolque, hasta el puerto de Sagunto (Valencia), del buque ferri Sorrento, incendiado en alta mar el pasado martes día 28 de abril, a unas 20 millas de la costa de Mallorca, con 156 personas que fueron evacuadas. Horas antes del anuncio, la ministra de Fomento, Ana Pastor, había reiterado que primaría “la seguridad medioambiental” y que se habían reclamado más datos y precisiones sobre la seguridad del traslado a la naviera, la dueña del barco.

El inicio de la operación de arrastre está previsto que sea este martes por la mañana y puede durar unas 24 horas. El traslado desde las aguas de Mallorca hasta el litoral de Valencia tiene lugar una semana después del grave accidente marítimo, con la amenaza de un posible vertido en el mar y eventual hundimiento de la nave.

En el interior de la embarcación, en buena parte quemada, hay 740 toneladas de fuel y aceites pesados contaminantes. En distintas áreas del buque se detectaron combustiones que alcanzaron hasta 500 grados de temperatura, según la ministra Ana Pastor.

Un remolcador contratado por la naviera propietaria de la Grimaldi Lines tirará con maromas del casco del Sorrento de 186 metros de eslora. Entre el lugar donde se encuentra la nave siniestrada y el puerto valenciano hay aproximadamente, más de 100 millas náuticas. La velocidad de las naves será muy lenta para evitar la rotura de los cabos y tensiones en el casco del barco siniestrado.

El buque de Salvamento Marítimo Clara Campoamor escoltará al Sorrento y al remolcador “en todo momento”. Empresas y técnicos contratados por el armador propietario ultimaron este lunes la adecuación del ferri y de la carga –123 camiones y contenedores- para asegurar la estabilidad de la carga y controlar que no se desplace a babor y estribor y pueda desequilibrar al buque, con el riesgo de naufragio.

Más información