Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU extiende un año la misión en el Sáhara Occidental

EE UU y Reino Unido expresan su preocupación por la creciente amenaza extremista en la región vecina al Magreb

Sede de Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos, el 27 de abril del 2015.
Sede de Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos, el 27 de abril del 2015. EFE

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas decidió por unanimidad prorrogar un año la misión para el Sáhara Occidental (Minurso). Los cascos azules seguirán sin supervisar la situación de los derechos humanos en la antigua colonia española. El texto se limita a pedir a las partes que colaboren con la comunidad internacional para garantizar la asistencia humanitaria a los campos de refugiados.

La resolución adoptada estaba patrocinada por EE UU. El texto es muy similar al que se sometió a votación hace un año. El embajador británico, Peter Wilson, lamentó que no se esté logrando ningún progreso en la solución de una disputa que dura ya cuatro décadas. “Este estancamiento tiene implicaciones para la estabilidad y la seguridad de la región”, indicó el diplomático.

Los miembros del Consejo de Seguridad mostraron su preocupación por la amenaza de las actividades extremistas en los países vecinos, que podría tener una tierra de cultivo entre los jóvenes saharauis. La estadounidense Michele Sison dijo en este sentido que la misión de la ONU es indispensable para garantizar la estabilidad y la seguridad del Sáhara Occidental.

Naciones Unidas espera que Marruecos y el Polisario traigan ahora a la mesa nuevas ideas para romper con el bloqueo y encauzar el diálogo, de cara a lograr "una solución política mutua" y que permita mejorar la situación desde el punto de vista de los derechos humanos. Alexis Lamek, representante permanente adjunto de Francia, señaló la situación “precaria” en Tinduf.

El embajador Román Oyarzun dijo que la mejora de la situación de los refugiados “es una prioridad”, por eso pidió a otros países que hagan contribuciones a los programas de asistencia. El diplomático concluyó su intervención destacando que “es imprescindible la voluntad política de la partes” para poner fin a un conflicto “que dura ya demasiado” y contribuirá a la estabilidad de la región.

Más información