Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy cuenta con que la economía no le dará votos hasta las generales

En el Partido Popular ven imposible conservar tanto poder local como tienen ahora

Montoro: "No se flexibilizarán ni relajarán las reformas porque así ya se lidera Europa"

Rajoy preside el Comité Ejecutivo Nacional del PP, el lunes. Ampliar foto
Rajoy preside el Comité Ejecutivo Nacional del PP, el lunes.

Cada noche, cuando acudía a uno de sus cinco mítines en Andalucía, el candidato autonómico o los oradores locales presentaban a Mariano Rajoy como “el presidente de la recuperación económica y del empleo” frente a los presidentes “del paro y el despilfarro”. El PP de Andalucía obtuvo uno de sus peores resultados, retrocediendo 25 años y 17 escaños. Y eso que la campaña del cabeza de lista fue bien valorada, por cercana y moderada. “Se votó otra cosa”, como reconoció este viernes un ministro tras la reunión semanal del Gabinete. El Gobierno ya da por hecho que los buenos datos macroeconómicos no se traducirán tampoco en un buen resultado en las elecciones locales del 24 de mayo. El objetivo es que esas políticas y reformas, que no se flexibilizarán ni relajarán, reporten beneficios para las generales, a finales de año.

Ni en las europeas de hace casi un año, que ya fueron un primer aviso pese a que el PP las ganó, ni ahora en las andaluzas ni tampoco en las municipales y autonómicas ya convocadas formalmente desde este viernes para el 24 de mayo, el Gobierno esperaba o aguarda un buen resultado electoral. “Cada cita con las urnas tiene su contexto, y el que analice los malos datos de las europeas o andaluzas en clave nacional se equivoca”, insistió uno de los responsables de la política económica del Ejecutivo. El Gobierno ya descuenta que en la cita de mayo los electores tampoco valorarán los buenos índices de empleo que se crearán en los próximos meses, que se vaticinan entre los mejores del año, y que se presentarán el 6 de abril.

“Ahora, en las andaluzas, Podemos ha ganado en Cádiz capital al PP, pero que nadie dude de que Teófila Martínez, la alcaldesa que lleva 20 años en el cargo con las votaciones más altas de España, volverá a ganar y con mayoría absoluta”, coinciden en el análisis un dirigente autonómico y otro nacional del partido. “Perderemos poder local, alguna comunidad y varias capitales, pero porque en 2011 alcanzamos un récord de gaviotas azules en toda España que será difícilmente igualable”, admiten con frases casi idénticas un miembro del comité de campaña y una portavoz del partido.

El Gobierno es consciente de que se enfrenta a un año plagado de citas con las urnas pero tiene su propio calendario y una estrategia sencilla. “A Rajoy le votarán a finales de año, en las generales, que será cuando se examinen las reformas aplicadas estos años”, advierte un ministro. La meta es poder prometer un ritmo de creación de medio millón de empleos para 2015 y en cada ejercicio de la siguiente legislatura hasta los 20 millones de ocupados.

A Rajoy le votarán a finales de año, en las generales, cuando se examinen las reformas aplicadas estos años

Ese calendario tiene diferentes etapas. Una primera podría haber comenzado este viernes, cuando el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, presentaron el balance provisional de las previsiones de crecimiento de España, que en realidad no serán oficiales hasta septiembre. A finales de abril, se conocerá también el Plan de Estabilidad; en verano, el techo de gasto y se dejará para el otoño la tramitación del último presupuesto de la legislatura. El Ejecutivo está ahí ante un pequeño atolladero porque no puede postergar mucho el trámite de los Presupuestos si quiere aprobarlos antes de que finalice la legislatura y se fijen las elecciones generales a finales de noviembre, para que no se vea obligado a prorrogar los actuales, algo que solo suelen hacer los Ejecutivos que saben que no van a continuar en el poder.

El déficit público de todas las Administraciones se cerró en España en 2014 en el 5,8%, que podría haber sido un 5,5% si no se hubiese devuelto el céntimo sanitario a las autonomías. “España cumple sus compromisos y lidera los países que más crecen en la Unión Europea”, martilleó Sáenz de Santamaría. “Hemos demostrado que el Estado de las autonomías es gobernable, y que no hace falta desmontarlo ni cerrar Ayuntamientos si se coordinan las políticas y se fijan objetivos conjuntos y eso nos hace un país creíble y fiable, que no relaja sus objetivos ni flexibiliza sus condiciones macroeconómicas”, remachó Montoro.

Más información