Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere una mujer a la que su marido arrojó del coche en marcha

La víctima, de 23 años, falleció después en el hospital, en Cáceres (Extremadura)

Dos mujeres engrosan las estadísticas de fallecidas. En Cáceres (Extremadura), la muerte de una joven de 23 años —supuestamente arrojada de un coche en marcha— se investiga desde este jueves como un posible caso de violencia de género. A 700 kilómetros de distancia, en Torrevieja (Alicante), se ha decretado el ingreso en prisión de un ciudadano británico de 75 años que ha confesado que, seis meses atrás, mató a su esposa a golpes con un bastón.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Extremadura han confirmado a EL PAÍS que el caso de la joven —que falleció el miércoles tras ser supuestamente arrojada desde el asiento del copiloto— ha sido trasladado al juzgado número 6, encargado de investigar episodios de violencia de género. Según las investigaciones preliminares, la mujer quedó herida de gravedad al caer del coche al pavimento, en la incorporación de la carretera EX-100 a la autovía de la Plata (A-66), en el término municipal de Cáceres.

El marido, de 24 años, conducía el vehículo; está detenido en la comandancia de la Guardia Civil en Cáceres, que le imputa un delito de homicidio doloso (con intención). Se espera que entre el viernes y el sábado pase a disposición judicial. La delegación ha confirmado que, aunque el juzgado de guardia era el número 1, se decidió enviarlo al 6 por tratarse de un posible caso de violencia de género. El matrimonio tenía un niño de un año y medio, según el diario Hoy de Extremadura.

La Guardia Civil conoció el caso en torno a las 16.30, cuando recibió el aviso de que una mujer había salido despedida de un vehículo en el citado carril de incorporación a la A-66, sentido Sevilla, a la altura de la barriada cacereña de Aldea Moret. La joven fue trasladada al hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, donde falleció.

Otro caso en Alicante

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Torrevieja (Alicante) ha decretado el ingreso en prisión preventiva, comunicada y sin fianza de un ciudadano británico. El hombre, detenido el pasado lunes, ha confesado que mató a su esposa, una británica de 76 años, cuya desaparición había denunciado seis meses atrás, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

El hombre admitió que la había matado a golpes con un bastón el pasado mes de septiembre y que se había desecho del cadáver —ya encontrado por la Guardia Civil— en un paraje rural de la Vega Baja. La pareja de jubilados convivía en el municipio de Algorfa.

Ambos casos se suman al de la ciudadana marroquí de 43 años, que el lunes murió en el hospital de Dénia, en la Comunidad Valenciana, por un traumatismo craneal que, según la versión policial, le había provocado su marido con una sartén, el pasado 1 de marzo. El hombre, en prisión preventiva, confesó a los agentes que había golpeado a su pareja delante de sus dos hijos y de la madre de la víctima en su domicilio de Xàbia, comarca de la Marina Alta. Si las investigaciones confirman que son casos de violencia de género, la cifra de muertas ascenderá a ocho en lo que va del año. Casi 800 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas desde 2003.

Más información