Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gomendio rechaza que la educación por sexos mejore el rendimiento

La financiación pública de los centros que segregan está blindada por la Lomce

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, y el secretario adjunto de la OCDE, Stefan Kapferer, en la presentación del informe.
La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, y el secretario adjunto de la OCDE, Stefan Kapferer, en la presentación del informe. EFE

Cerca de 170 colegios españoles separan por sexos. Es una opción minoritaria en España promovida normalmente por órdenes religiosas que defienden, entre otros argumentos, que los chicos y las chicas aprenden mejor separados porque se puede atender mejor "su diversidad". Estos centros, en algunos casos, son concertados y están financiados con fondos públicos. En comunidades autónomas, como Andalucía, han provocado conflictos judiciales que llegaron hasta el Tribunal Supremo y que la última reforma educativa, la Lomce, disolvió al incluir que la educación diferenciada por sexos no podrá implicar “en ningún caso” una “desventaja (...) a la hora de suscribir conciertos”.

Los cambios en la Lomce

La LOE, aprobada por el PSOE en 2006, decretaba en su artículo 84 que “en ningún caso habrá discriminación (...) por razón de sexo” en la admisión de alumnos.

El Tribunal Supremo entendió que el artículo 84 de la LOE excluía la posibilidad de concertación para centros segregados. “Esa imposibilidad de obtener conciertos tampoco perturba ningún derecho constitucional de los padres que conservan el derecho de libre elección de centro y el de los titulares de la creación de centros con ideario o carácter propio”, añadió el alto tribunal.

La Lomce establece que la educación diferenciada por sexos no podrá implicar “en ningún caso” una “desventaja (...) a la hora de suscribir conciertos”.

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, es la número dos del Ministerio de Educación que ha impulsado esta reforma educativa y su respaldo a la financiación de centros que separan por sexos. Este jueves, Gomendio ha señalado que la elección de las familias "no está basada en ninguna evidencia científica sobre mayor o menor rendimiento". La secretaria de Estado ha presentado el informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) El ABC de la desigualdad de género en educación con el secretario general adjunto de este organismo, Stefan Kapferer.

Con los datos del trabajo, que analiza resultados y encuestas de los distintos informes PISA desde que comenzó la prueba a alumnos de 15 años en 2000, Educación ha constatado que la brecha de género en España ha aumentado de 2003 a 2012 en Matemáticas (a favor de los chicos) y en Lectura (de las chicas).

Preguntado sobre si el modelo de la también llamada educación diferenciada puede ser una solución a esta brecha, el secretario adjunto de la OCDE ha señalado: "Es difícil dar una recomendación, pero nuestra experiencia común en casi todo estos países [65 naciones participan en PISA] es que ha terminado la época de la educación segregada". Según Kapferer, "tenemos una educación común para varios géneros y es muy difícil para mí volver atrás en este desarrollo".

Más información