El juez destapa pagos al amigo de Granados por obras inexistentes

El magistrado se basa en grabaciones a directivos de la principal contratista

La trama Púnica, una red corrupta que según el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, logró contratos por 250 millones de euros valiéndose de un supuesto tráfico de influencias en una docena de Administraciones públicas, se sirvió de facturas falsas por obras no realizadas para pagar supuestas comisiones ilegales en seis Ayuntamientos de Madrid.

Lo hizo, según Eloy Velasco, a través de la trama empresarial de David Marjaliza, un amigo del exsenador y exconsejero Francisco Granados, ex número dos del Gobierno de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid y encarcelado desde el pasado noviembre como uno de los cerebros de la red mafiosa que se destapó siguiendo el rastro de sus cuentas en Suiza.

La tesis de Velasco es que Marjaliza cobraba estas mordidas a cambio de favorecer las adjudicaciones al grupo Cofely. Esta sociedad montó estructuras de eficiencia energética en los municipios de Valdemoro, Parla, Collado Villalba, Móstoles, Torrejón de Velasco, Casarrubuelos y Serranillos del Valle, todos municipios de Madrid y salvo Parla (en manos socialistas) gobernados por el PP.

Cofely, según ha detallado el juez Velasco en sus últimas resoluciones, pagaba a las empresas de Marjaliza con facturas falsas por servicios simulados. Entre las empresas de Marjaliza beneficiadas por estas prácticas está, según la investigación judicial, la firma Construcciones y Reformas La Peña, dirigida por Eduardo de la Peña, testaferro del empresario amigo de Granados.

Más información

El modus operandi de la trama queda patente en varios autos incorporados al sumario Púnica, cuyo secreto se levantó el pasado viernes. El instructor de la causa explica que tras lograr las adjudicaciones públicas, Cofely “subcontrataría estos trabajos inexistentes a Construcciones y Reformas La Peña SL, que giraría una factura mendaz por servicios no prestados”.

El magistrado basa sus conclusiones en la interpretación que hace de numerosas conversaciones grabadas entre uno de los directivos de Cofely y el empresario David Marjaliza donde hablaban de los contratos en distintos Ayuntamientos madrileños.

Tanto Marjaliza como Granados, titulares de distintas cuentas en Suiza, fueron detenidos junto a otras 50 personas en una macrorredada que llevó a cabo la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50