Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Ayuntamientos retiraron 1,3 millones de puntos del carné en 2013

Los accidentes de tráfico crecen en las ciudades mientras bajan en carretera

Avenida Diagonal, una de las zonas de Barcelona más controlada por radares.
Avenida Diagonal, una de las zonas de Barcelona más controlada por radares.

La mirada que vigila el tráfico en España se transformará este 2015. Tras el frenazo en 2014 de la reducción del número de muertos en accidentes, la Dirección General de Tráfico (DGT) anunció este mes un nuevo plan para el control de los automóviles. Centrará ahora sus esfuerzos en las vías secundarias, donde el pasado año se registraron 8 de cada 10 muertos en carretera: casi 900 víctimas. De esta forma, Tráfico modifica su estrategia allí donde tiene competencias. Pero, ¿qué ocurre dentro de las ciudades? En 2013, último año con cifras disponibles, 450 personas fallecieron en las vías que controlan los Ayuntamientos, una de cada cuatro muertes de ese ejercicio se registraron en las ciudades.

Las asociaciones de víctimas demandan desde hace años una mayor implicación de las administraciones locales. Les piden que fomenten la educación vial e incrementen la vigilancia policial. Según los datos recopilados por la DGT, los muertos en vías urbanas se han mantenido estables en los últimos años: 457 en 2011, 461 en 2012 y 450 en 2013. Pero el número de accidentes con heridos y fallecidos en las ciudades no ha dejado de crecer desde 2010, cuando se contabilizaron 46.151, un 13% menos que en 2013 (52.222 accidentes).

Los colectivos insisten en luchar en la ciudad contra las prácticas que ponen en riesgo la seguridad. Los Ayuntamientos cursaron en 2013 más de 400.000 sanciones que implicaron la pérdida de 1,3 millones de puntos del carné. El exceso de velocidad fue el principal motivo, más de una tercera parte del total. Otro 30%, aproximadamente, se expidió por saltarse un semáforo. Y la presencia de alcohol en los conductores implicó más de 25.000 sanciones.

Y, aunque cada municipio es un mundo, las ciudades españolas presentan semejanzas en función del tamaño. Según las fichas municipales recopiladas por Tráfico cuanto mayor es la localidad, se imponen más sanciones que implican pérdida de puntos. Así, en las de más de un millón de habitantes, los Ayuntamientos quitaron 110,5 puntos por cada 1.000 conductores en 2013. Una cifra que se reduce progresivamente: cae, por ejemplo, a 84 puntos en los municipios de entre un millón y 500.000 vecinos; a 79,5 en los 100.000 a 500.000; a 64 en los de 50.000 a 100.000; y a 28 en los de 20.000 a 50.000.

A medida que pasan los años, el carné por puntos pierde sus efectos como medida de seguridad vial. “Cada consistorio, también, debería poner en marcha un plan para localizar los puntos negros de su municipio y adoptar las medidas necesarias para reducirlos”, insiste Anna Novella, presidenta de Stop Accidentes. Y ahí entra en juego esa función de las administraciones de mayor presencia policial y educación ciudadana: por ejemplo, respecto al consumo de alcohol, que también muestra diferencias en función del tamaño de las localidades. De media, por conducir borracho, los Ayuntamientos españoles pusieron, por cada 10.000 conductores, 9,8 sanciones que implicaron quitar puntos. Y, aunque esa cifra se dispara en las urbes de más de un millón de habitantes (17,2 multas), se mantiene por encima de la media en las ciudades con más de 20.000 vecinos. Solo los pequeños municipios se encuentran por debajo.

“Existe un nuevo factor que influye directamente en los datos de seguridad vial: se ha extendido mucho el transporte en bicicleta y la práctica del running en algunas ciudades”, añade Novella. Por ello, la DGT acaba de firmar un convenio con la red Ciudades que Caminan —integrada por una veintena de administraciones locales, como Vitoria, Ciudad Real y Melilla— para promover áreas con una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora. El objetivo: reducir los atropellos, ya que la mitad de las víctimas fallecidas en vías urbanas murieron por esta causa en 2013.

Más información