Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘fracking’ y la comarca del Montiel

Una empresa tiene concedidos permisos de investigación de hidrocarburos en la zona

Necesitaría una autorización ambiental específica si quisiera usar la fractura hidráulica

El temblor registrado este lunes, cuyo epicentro se ha situado en Ossa de Montiel (Albacete), ha desencadenado reacciones contrarias a la técnica de la fractura hidráulica, que se emplea para extraer gas o petróleo a través de la inyección en el subsuelo de agua a presión mezclada con arena y químicos. El objetivo es romper las rocas en las que están alojados los hidrocarburos para poder extraer esos recursos. Ni en Ossa de Montiel ni en ningún lugar de España se ha empleado esta técnica, aunque algunas compañías quieren hacerlo.

Oil and Gas Capital tiene desde septiembre de 2012 concedidos permisos de investigación de hidrocarburos en la Campos de Montiel, donde se ha ubicado el epicentro del terremoto. En concreto, tiene autorización para estudiar los bloques de Esteros, Almorada y Nava. La inversión prevista sería de 6,45 millones de euros y la vigencia del permiso es de seis años.

En esas autorizaciones, concedidas por el Gobierno de Castilla-La Mancha, el primer objetivo es realizar sondeos en busca de gas y petróleo convencionales. Pero también se baraja la posibilidad de emplear el fracking en el sexto y último año de vigencia del permiso, algo que dependería de "los resultados obtenidos con el anterior programa de perforación". Pero, según la nueva Ley de Evaluación de Impacto Ambiental, de finales de 2013, en el caso de que la empresa apostara por utilizar esta técnica tendría que pedir a las Administraciones un permiso más. La compañía debería lograr una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable. Y, entre los estudios que deberían presentar los promotores, estaría un informe sobre la sismicidad de la zona.

Así ha ocurrido, por ejemplo, en el caso de los permisos que ha solicitado ya la candadiense BNK, que ha pedido emplear esta técnica en 12 pozos al norte de la provincia de Burgos. A diferencia de Oil and Gas Capital, BNK sí ha pedido ya a las Administraciones que comiencen con el proceso de evaluación ambiental.

Oil and Gas Capital ha asegurado este lunes a Servimedia que no ha iniciado ningún tipo de actuación en esa zona, con lo que descarta que su proyecto esté relacionado con el terremoto. "No hay constancia de que hayan empezado los trabajos", ha corroborado Víctor García, de Equo en Castilla-La Mancha. Este partido volvió a incidir en "los peligros del fracking", tales "como la contaminación aérea y de los acuíferos o lo poco que se sabe sobre el efecto de la variación de presión en subsuelo, y más en una zona con riesgo sísmico".

Tras el temblor, unas cincuenta personas se han concentrado en la plaza de Ossa de Montiel convocadas por la plataforma antifracking de la comarca. Según la portavoz de esta plataforma,  Consuelo Fustels, el terremoto "viene a corroborar los temores que llevan varios años mostrando sobre el riesgo de excavar en la zona y que son ciertos", informa Efe.

Más información