Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rastro de la ‘droga caníbal’

La muerte de un hombre en Málaga conduce a una banda que traficaba con esta sustancia

La investigación por la muerte de un hombre de 48 años en un hotel de Málaga ha llevado a la policía a incautar dos kilos y medio de pirovalerona, una droga de síntesis conocida como droga caníbal, y desarticular a una banda que traficaba con ella desde la Costa del Sol. Esta sustancia tiene mucho éxito en los países nórdicos, aunque en el último año se han detectado intoxicaciones por su consumo en España, sobre todo en Mallorca e Ibiza. Provoca tal alteración en quienes la consumen que algunos han llegado a morder a las personas que tenían a su alrededor.

El fallecido en Málaga, natural de Finlandia, sufrió una parada cardiorrespiratoria en junio de 2013. Murió en su hotel, justo en el momento en el que varios agentes de la Policía Local buscaban la forma de calmarle. En su habitación encontraron el primer paquete de pirovalerona, también llamada sales de baño por su parecido con este producto. La cajita, precintada, pesaba 450 gramos y ha conducido a los agentes de Estupefacientes de la Costa del Sol a desarticular la banda que compraba esta droga en China por unos 5.000 euros el kilo y la enviaba a Finlandia.

El gramo de droga caníbal puede llegar a venderse por unos 200 euros, según fuentes policiales. "Se usa como un sustituto barato de la cocaína", explican estas fuentes que matizan que de ese gramo pueden salir entre 50 y 200 dosis que se pueden vender por dos o tres euros cada una. Se consume de todas las formas posibles. "Se esnifa, se inyecta, se come", detalla un subinspector de Policía Nacional.

La investigación, en la que ha participado la Policía Central Criminal de Finlandia (KRP), se ha cerrado con la incautación de uno de los mayores alijos de pirovalerona realizados hasta ahora en Europa, según fuentes policiales. En la Costa del Sol se ha intervenido un kilo y medio en total, y en Finlandia 1.006 gramos.

En la Costa del Sol se han practicado seis detenciones y otras 10 en Finlandia. Poco más de un año después del fallecimiento, detuvieron en Fuengirola a un finlandés de 39 años que recogió un paquete postal con 1.024 gramos de esta droga. Este arresto hizo caer al supuesto jefe de la organización, de 48 años, y a su mano derecha, de 43 años. También fueron detenidas otras dos personas que trabajaban como correos para los anteriores. Los agentes registraron cuatro domicilios, tres de ellos en Fuengirola y uno en Benalmádena, en los que intervinieron material informático, bolígrafos de gas pimienta y documentación en proceso de análisis.

Los investigadores creen que la organización compraba la droga en China y enviaba muestras a Finlandia. Cuando captaban clientes, pedían un ingreso de la mitad del precio de la droga, en torno a 1.000 euros, y entregaban la droga en mano al recibir el segundo pago. La operación, dirigida por el Grupo I de Estupefacientes de Málaga, adscrito a UDYCO Costa del Sol, sigue abierta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información