Los partidos criban las candidaturas para limar el impacto de la corrupción

La elección de candidatos del PP aún depende de decisiones de los jueces

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva.
El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva.NACHO GALLEGO (EFE)

Los casos de corrupción que afectan a partidos y Gobiernos (Gürtel, ERE, Bárcenas, Púnica y los que queden por estallar) van a jalonar el largo año de campaña electoral, pese a que el PP y el PSOE han dado la orden de limpiar de imputados, encausados o procesados sus listas más significativas. El último en ser apartado ha sido el presidente del Cabildo de La Gomera, el exsenador socialista Casimiro Curbelo, a quien el PSOE decidió este miércoles impedir que se presente a la reelección para el puesto que ha presidido desde 1991 por presuntos delitos urbanísticos.

La orden general de limpieza lanzada por las cúpulas de los partidos ha llegado hasta el punto de que uno de los motivos alegados para destituir a Tomás Gómez como líder de los socialistas madrileños y candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid fue su relación con el caso del tranvía de Parla.

Más información
Amparo Valcarce retira su candidatura en el PSM
La destitución de Gómez inquieta al PP, que le quería de candidato

Incluso el futuro de algunos candidatos está pendiente de lo que vayan a hacer los jueces. Fuentes populares indican que en esa situación se encuentra Ignacio González, hoy presidente de la Comunidad de Madrid, cuyas aspiraciones están condicionadas por la posible imputación en la Operación Púnica de su número dos, Salvador Vitoria, y de la onda expansiva del asunto. Tampoco hay decisión sobre el popular Francisco Javier León de la Riva, alcalde de Valladolid, quien el 27 de abril, en plena precampaña de las municipales, se sentará en el banquillo por desobedecer a la justicia (León de la Riva no ha ejecutado una sentencia urbanística que afectaba al ático en el que residía).

La orden general, no obstante, se difumina por las provincias y las listas menos conocidas. En Galicia, por ejemplo, 20 alcaldes gallegos imputados por casos de corrupción (15 del Partido Popular, cuatro socialistas y uno del Bloque Nacionalista Galego) van a repetir como candidatos en las municipales, aunque ninguno en capital de provincia.

El presidente de Melilla y senador del PP, Juan José Imbroda, quiere repetir pese a que el Tribunal Supremo lo investiga por un delito de prevaricación presuntamente cometido en la contratación por la ciudad autónoma de un abogado con fondos públicos. Pero también el candidato del PSOE a la alcaldía de Granada, Francisco Cuenca, y los cinco que le siguen en la lista están siendo investigados por denuncia falsa. Este miércoles, el exportavoz de Pesca del PP en el Parlamento andaluz y candidato a la alcaldía de Barbate (Cádiz), José Manuel Martínez Malia, declaró como imputado a raíz de la denuncia presentada por el patrón del Nuevo Pepita Aurora por la supuesta falsificación de su firma para la permuta de los derechos de pesca de su embarcación cinco meses después de que naufragase.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

J. A. R.

Redactor jefe digital en España y profesor de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS. Debutó en el Diario Sur de Málaga, siguió en RNE, pasó a la agencia OTR Press (Grupo Z) y llegó a EL PAÍS. Ha cubierto íntegros casos como el 11-M, el final de ETA, Arny, el naufragio del 'Prestige', los disturbios del Ejido... y muchos crímenes (jorgear@elpais.es)

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS