Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUSANA BELTRÁN, Vicepresidenta de Societat Civil Catalana

“Los catalanes no secesionistas tienen una oportunidad el 27-S”

La organización contraria a la independencia recibe el premio Ciudadano Europeo

Susana Beltrán, vicepresidenta de Societat Civil Catalana, ayer en el Centro Cultural Blanquerna.
Susana Beltrán, vicepresidenta de Societat Civil Catalana, ayer en el Centro Cultural Blanquerna.

Societat Civil Catalana (SCC), una asociación creada en abril de 2014 para dar voz a los catalanes contrarios al proceso independentista, recibió este lunes en Madrid el premio Ciudadano Europeo. La Eurocámara -que también ha premiado a la orden hospitalaria de San Juan de Dios y al comedor social Cocina Económica de Logroño- ha concedido el galardón a la organización catalana, a propuesta del PP, por defender “la concordia y la convivencia”. Susana Beltrán, vicepresidenta de SCC, subrayó en su discurso que "la Unión Europea, al instituir la ciudadanía de la Unión, sitúa a la persona, no a los pueblos, en el centro de su actuación". La entrevista se realiza en la libreria Blanquerna, un centro de difusión de la cultura catalana que la Generalitat tiene en Madrid.

Pregunta. ¿Cómo resumiría la evolución de la situación en Cataluña en estos nueve meses?

Respuesta. El secesionismo está generando fractura en la sociedad catalana, pero creo que quienes no están a favor de la independencia están perdiendo el miedo a hablar. El 9-N los catalanes secesionistas se contaron a sí mismos y se puso en evidencia que ese no es un voto mayoritario. Ahora bien, los partidos no secesionistas no deben acomodarse: al contrario, esta es su oportunidad para tratar de ilusionar a los ciudadanos y que el 27 de septiembre se cambie el rumbo.

P. El 65% de los catalanes no participó en la consulta del 9-N. Pero cuando ustedes convocan manifestaciones la asistencia es infinitamente menor a la que logra el independentismo. ¿A qué atribuye esa escasa movilización?

R. Hay menos activismo político en este sector de la población, desde luego. Pero que la gente no se movilice en la calle no quiere decir que no esté presente. Los independentistas creen que por ser muchos en la calle van a ser muchos en las elecciones, y ese es el engaño. Yo no creo en las movilizaciones callejeras o ciudadanas en sí mismas para cambiar las cosas en Cataluña. Son importantes, pero llega un momento en el que la política debe volver a los Parlamentos y a los partidos.

P. ¿Ve entonces las elecciones del 27-S como una oportunidad?

R. Sí, son una oportunidad. Los catalanes no secesionistas deben entender la importancia de estas elecciones, deben ir a votar el 27-S.

P. ¿Societat Civil va a hacer algún tipo de campaña a favor de partidos no independentistas?

R. No pediremos el voto para ningún partido en concreto, pero supongo que se sobreentenderá. Tenemos que conseguir que la gente entienda la importancia de ir a votar en estas elecciones.

P. El adelanto electoral lo decidió Artur Mas tras una reunión con ERC y con las dos principales organizaciones sociales independentistas. Como presidente de todos los catalanes, ¿les pidió opinión también a ustedes?

R. No, pero no nos sorprende. Como tampoco nos sorprende que el presidente de todos los catalanes no nos haya felicitado por el premio concedido por el Parlamento Europeo, y que al acto de entrega de hoy no haya venido ningún representante de la Generalitat.

P. ¿Qué propone Societat Civil a los 1,9 millones de catalanes que sí votaron a favor de la independencia el 9-N?

R. Lo que les tratamos de explicar es que tenemos un problema de convivencia y que en el pack vamos todos juntos. Y que tienen que entender que hay muchos catalanes contrarios a este proceso. De un modo u otro tendremos que encontrar un camino para entendernos. Queremos una sociedad catalana plural.

“La irrupción de Podemos no nos parece algo negativo. Veo más preocupada a ERC”

P. ¿Artur Mas debe ser juzgado por desobediencia?

R. Hay que dejar que la justicia actúe, y respetaremos el resultado.

P. ¿En qué sentido cree que influirá la irrupción de Podemos en el panorama catalán?

R. Es que Podemos oscila: hay un sector a favor del derecho a decidir y otro que no. Pablo Iglesias se declara no independentista...

P. Pero Podemos en Cataluña apoya un referéndum de autodeterminación.

R. Sí, pero veo más preocupada a ERC. Para nosotros no es algo negativo. Tenemos gente de Podemos en Societat Civil.

P. Si el 28 de septiembre hay una mayoría clara a favor de la independencia en el Parlamento catalán, ¿qué se debe hacer?

R. Si hubiera una mayoría clara, por ejemplo los dos tercios que se requieren para reformar el Estatuto, el Gobierno resultante tendrá que hablar con el Gobierno español. Pero aunque fuera una mayoría abrumadora no legitimaría automáticamente la independencia, ni mucho menos. El sujeto soberano es el Estado español.

P. ¿Societat Civil Catalana apoyaría que el Gobierno español tratara de resolver este conflicto dando a Cataluña algún tipo de trato diferenciado en el ámbito político o económico?

R. Nosotros creemos que España tiene muchos problemas que requieren una solución conjunta. Además, a los secesionistas eso no los contentaría, y en cambio pondría más contra las cuerdas al resto de españoles. Societat Civil no va a apostar por ese modelo.