Margallo viaja a Palestina tras apoyar su reconocimiento

El ministro de Exteriores apuntala las relaciones con Egipto

Margallo estrecha la mano del secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Araby, el 28 en El Cairo.
Margallo estrecha la mano del secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Araby, el 28 en El Cairo.EFE

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, viajará en los próximos días a Palestina, Israel y Jordania para reunirse con sus máximas autoridades políticas, poco después de que el Congreso instase al Gobierno a reconocer al Estado palestino. El viaje se enmarca en la ronda de contactos previos al acceso de España en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas como miembro no permanente el próximo 1 de enero. España pretende durante su permanencia en el Consejo de Seguridad impulsar un diálogo de paz y seguridad en dicho territorio.

Margallo calificó ayer de “muy satisfactoria” su visita oficial de dos días a Egipto, durante la que se entrevistó con el presidente del país, Abdelfattá al Sisi; su homólogo egipcio, Sameh Shukry, y el secretario general de la Liga Árabe, Nabil Al Araby.

Más información
Margallo dice que Egipto busca en Libia una salida política
España firma un acuerdo de cooperación con la Liga Árabe
España da “la bienvenida” a la normalización de relaciones
España confía en liderar la política de la UE con Cuba
Margallo se va de Cuba sin conseguir que le reciba Raúl Castro

Además de repasar la situación de los diversos conflictos violentos que afectan el mundo árabe, muy especialmente el de Libia, García-Margallo dedicó una buena parte de su encuentro con Al Sisi a discutir los problemas de las empresas españolas presentes en Egipto, incluida Gas Natural Fenosa. La multinacional es propietaria de una planta de licuefacción de gas natural inactiva desde hace casi dos años por la falta de suministro. “Vamos a entregar un dossier a las autoridades con todos los conflictos de nuestras compañías, y se han comprometido a darles solución antes del mes de marzo”, dijo el canciller español en declaraciones a EL PAÍS.

La fecha de marzo no es casual, pues Egipto prepara una gran cumbre de inversores internacionales durante ese mes, y España quiere estar presente con una representación de alto nivel. No en vano, según Margallo, las relaciones entre ambos países atraviesan un momento “excelente” en todos los ámbitos, incluido el político. En las conversaciones con sus interlocutores, también abordó la situación política interna de Egipto, sobre la que se mostró optimista. “El presidente me ha informado de que las elecciones legislativas se celebrarán en marzo, culminando así la hoja de ruta de la transición”, explicó.

De su diálogo quedó excluida la cuestión de las violaciones sistemáticas de derechos humanos denunciadas por las ONG locales e internacionales. La irrupción de la amenaza que representa el Estado Islámico parece haber desplazado la democratización del mundo árabe a un segundo plano en las agendas de las cancillerías occidentales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS